AFTEROFFICE
buena vida

Quebec y Montreal, puro jazz y rock este verano

Para los amantes de la música, el Festival de verano de Quebec (que en 2017 cumple 50 años) y el Internacional de Jazz de Montreal (que celebra 38) son las excusas perfectas para hacer maletas a Canadá.
Lizbeth Hernández
27 junio 2017 20:37 Última actualización 28 junio 2017 5:0
Quebec

Quebec

QUEBEC
Provincia francófona, cuna de migrantes, del 6 al 16 de julio recibirá a más de un millón de melómanos con motivo de la celebración 50 de su Festival de Verano. Entre los más de 250 espectáculos que ofrecerá en 10 distintas locaciones, entre los artistas más destacados del cartel se encuentran The Who, Metallica, Gorillaz, Muse, Kendrick Lamar y Pink.

Quebec es conocida como una ciudad de rock. Estamos especialmente complacidos de traer a The Who, que viene por primera vez”, comenta el director, Daniel Gélinas.

Áreas de comida, juegos mecánicos y talleres al aire libre se suman a una serie de actividades, como la exposición de fotos y carteles de las 49 ediciones anteriores, una sección especial de músicos que crean instrumentos reciclados, y desfiles de marionetas, inflables y títeres gigantes.

1
  

  

Quebec

Por 105 dólares canadienses se puede adquirir un pase para entrar todos los días. Los niños menores de 11 años no pagan boleto, pero siempre deben estar acompañados de un adulto. Si lo prefiere, la página oficial del evento (www.infofestival.com) conecta con un operador de tours. Existen opciones por tres días que incluyen hospedaje, traslados del hotel al evento y pases VIP a las presentaciones, con lugares preferenciales cercanos a los escenarios. El precio oscila entre 575 y 625 dólares canadienses.

A CONSIDERAR
Comprar boletos con anticipación sólo en las páginas oficiales
Llevar ropa cómoda y protector solar necesarios
Llegar con tiempo a los espectáculos
El peso se cotiza, aproximadamente, a 13.60 por dólar canadiense

“El plan es muy familiar, todo se desarrolla en un gran parque del que literalmente no hay que salir. Los espectáculos gratuitos son de gran calidad, es el festival más esperado del año”, afirma Magdalena Bermea, representante en México de la Alianza de la Industria Turística de Quebec.

Fuera del programa, la ciudad es un deleite para quien desee caminar. Declarada patrimonio cultural por la Unesco, sus calles adoquinadas y casas de piedra invitan a disfrutar del paisaje. La visita obligada es Petit Champlain, barrio con restaurantes, galerías, joyerías y tiendas de artesanías. No olvide probar el vino de manzanas congeladas, el whisky canadiense y la miel de maple.

1
  

  

Quebec

MONTREAL
De los más de 150 festivales al año que se organizan en este destino, el Internacional de Jazz es el más conocido, el cual festejará su edición 38 del 28 de junio al 8 de julio. En alrededor de un kilómetro cuadrado se montarán 15 escenarios -10 exteriores- todos dispuestos estratégicamente para el que el sonido no se vicie. Con 500 conciertos en total -350 de ellos gratuitos-, todos los días la fiesta irá de las 12:00 a las 24:00 horas.

Bob Dylan y su banda se presentan el 30 de junio a las 20:00 horas, cuyas entradas van de 65.50 a 137.50 dólares canadienses. The Bad Plus, Jack Dejohnette, King Crimson, Buika, Imany, Roberto Fonseca, Melissa Etheridge y Arturo Sandoval son otras de las figuras que integran el cartel, en el que se incluyen también géneros como el góspel, big band, blues, folk y electrónico.

Pero no todo es música, también habrá espacio para el séptimo arte con la exhibición de dos documentales: Chasing Trane, sobre la vida y carrera del saxofonista John Coltrane, narrado por Denzel Washington, y Bill Frisell: A Portrait, sobre la carrera del guitarrista y compositor estadounidense. Las entradas, las cuales se pueden adquirir en la página (www.montrealjazzfest.com), van de los 40 a 150 dólares canadienses.

Los espectáculos se realizan en las diferentes opciones del Quartier des Sepectacles, zona que durante el encuentro es peatonal.
“Montreal es una ciudad en la que conviven sus influencias francesas e inglesas. La visita al centro de la ciudad es obligada, al igual que a la Basílica de Notre Dame, Olympic Tower y el río San Lorenzo”, comparte Bermea.

Si lo que desea es ir de compras, la opción es Rue Sainte-Catherine, avenida en la que se encuentran diversas tiendas departamentales, mientras que las boutiques de lujo se sitúan en Sherbrook, Laurier y Crescent.