AFTEROFFICE
culturas

¿Qué son las ondas gravitacionales?

 ¿Por qué es tan importante el descubrimiento de las ondas gravitacionales? Albert Einstein lo predijo hace 100 años, él mismo consideró que los científicos nunca llegarían a oírlas. Sin embargo, fue la confirmación de la última predicción postulada en su Teoría General de la Relatividad.
Roberto Estrada
11 febrero 2016 18:34 Última actualización 15 febrero 2016 17:8
En efecto, el Universo se expande. (Reuters)

Einstein decía que objetos masivos deforman el espacio-tiempo y luego el espacio-tiempo le dice a esos objetos por dónde moverse. (Reuters)

El inicio de una nueva era en la astronomía y la astrofísica fue dado a conocer hoy por una comunidad de científicos de todo el mundo encabezados por Estados Unidos. Albert Einstein predijo hace 100 años la existencia de ondas gravitacionales, él mismo consideró que los científicos nunca llegarían a detectarlas. Sin embargo, es un hecho histórico en sí mismo, debido a que es la confirmación de la última predicción postulada en su Teoría de la Relatividad General, en 1915.

El acontecimiento ha sido comparado con el descubrimiento del Bosón de Higgs, la llamada “partícula de Dios”. Los científicos que dieron a conocer la investigación equipararon la comprobación al momento en que Galileo Galilei apuntó un telescopio para observar los planetas.

Pero, ¿por qué es tan importante para la ciencia y para el mundo este acontecimiento? Según la teoría de Einstein, todos los cuerpos en movimiento emiten ondas. En este caso, la señal captada por el Observatorio Interferómetro de Ondas Gravitacionales (LIGO), encargado de la investigación, vino de la fusión de dos agujeros negros detectados el 14 de septiembre de 2015. ¿Qué significa esto?

Para Diego López Cámara, astrofísico adscrito al Instituto de Astronomía de la UNAM, las ondas gravitacionales "son la consecuencia de la interacción entre dos objetos muy masivos que giran uno entorno al otro y con ello producen deformaciones en el espacio-tiempo, producto al que se le denomina onda gravitacional". Y explica: "si tú metes el dedo en el agua y lo agitas se van generando ondas". Algo muy parecido a lo que se dio a conocer en la investigación. "El dedo representa los objetos masivos y las ondas en el agua las ondas gravitacionales que se propagan en el propio espacio-tiempo”.

El científico sostiene que el universo se está expandiendo, y en cierta forma –afirma- “es una palomita más para Einstein porque la comunidad científica comenzaba a dudar de la existencia de las ondas gravitacionales, y al dudar de eso estaban negando en cierta forma la Teoría de la Relatividad General".

El astrofísico recuerda que Einstein decía que objetos masivos deforman el espacio-tiempo y luego el espacio-tiempo le dice a esos objetos por dónde moverse. “Es como una dualidad. Aquí justo lo que se está viendo es esta deformación que se genera a partir de objetos muy masivos que rotan entre sí. En específico aquí son dos hoyos negros que están girando entre sí, generando las ondas gravitacionales que se detectaron en la Tierra. Estas ondas se generan a miles de años luz. Tecnológicamente fue un reto impresionante”.

Lo que es un hecho es que este acontecimiento entusiasmó mucho a los astrónomos, porque afirman que abre las puertas a una nueva manera de observar el cosmos, pero ¿de qué manera? "Básicamente todo lo que habíamos obtenido hasta ahora era a partir de la luz (fotones), fotones muy energéticos, tipo rayos X o rayos Gama, o fotones poco energéticos como la radiación cósmica de fondo, y ésta es la primera vez que se obtiene información del universo, independientemente de este espectro electromagnético. Es la primera vez que se obtiene información sobre algún fenómeno astrofísico a partir de la gravedad”.

El especialista afirma que hay muchos fenómenos astrofísicos donde hay objetos masivos girando en el universo que deforman el espacio-tiempo, y ahora estos fenómenos –sostiene- los vamos a poder observar a partir de estas deformaciones, de estas ondas gravitacionales, que traspasan todo, porque es el propio espacio-tiempo el que se deforma. Esto abre otro modo de observar muchísimos fenómenos que habían sido, en cierto modo, invisibles al día de hoy.

Para López Cámara se vendrá un boom de objetos observados a partir de ondas gravitacionales impresionante. “Nos va a dar información del principio del universo, con la radiación cósmica de fondo, información sobre muertes de estrellas; se vienen unos 10 o 15 años de información de onda gravitacional tremenda”, concluye el astrofísico.

DALE CLICK EN LA IMAGEN PARA AMPLIARLA: