AFTEROFFICE
culturas

Punk, drogas y poesía;
el arte en la vida de Basquiat

 La autora estadounidense Jennifer Clement cuenta los años de creatividad, peligro y descubrimiento del pintor Jean Michel Basquiat en su libro "La viuda Basquiat".
Rosario Reyes
26 octubre 2015 21:37 Última actualización 29 octubre 2015 17:55
El grupo de amigos del pintor y su mujer, Suzzane Mallouk, son protagonistas de "La viuda de Basquiat. (Tomada del Facebook de la autora)

El grupo de amigos del pintor y su mujer, Suzzane Mallouk, son protagonistas de "La viuda de Basquiat. (Tomada del Facebook de la autora)

Movimientos artísticos, violencia policial contra los ciudadanos -especialmente por motivos racistas, tráfico y consumo de drogas-, pero sobre todo la aparición del sida, marcaron la década de 1980 en Nueva York.

Sobre esos años de creatividad, peligro y descubrimiento reflexiona Jennifer Clement en su libro La viuda Basquiat, publicado originalmente en el año 2000, cuya reedición incluye una nota final de la autora y un texto de Michael Holman, quien fue el mejor amigo del pintor Jean Michel Basquiat. “Siempre escribo sobre los desprotegidos y, en ese entonces, todos éramos como huérfanos en una ciudad muy peligrosa”, explica la autora en entrevista. “Todos veníamos de otras partes, excepto Jean Michel, que creció en el Bronx. Yo venía de México, Suzanne de Canadá, Madonna de Michigan, Andy Warhol de Pittsburgh. Era una ciudad llena de gente muy frágil”.

El grupo de amigos de Basquiat y su mujer, Suzzane Mallouk, son protagonistas de este libro, tanto como las obras del artista y la propia ciudad. Incluso la revista de artes plásticas Artforum, publicó el pasado mes de abril, una nota en la que afirma que La viuda Basquiat es el mejor documento sobre la obra del pintor y la ciudad en esa época.

“Hay un nuevo interés en el Nueva York de los 80, finales de los 70. Se están haciendo muchos libros, documentos sobre esa época. Es una visión un poco romántica de esos años, porque Nueva York se ha vuelto una ciudad donde si no tienes dinero no puedes vivir; ya es muy difícil ser un escritor, un pintor o un escultor y vivir en Nueva York; Brooklyn se volvió carísimo también. Es una ciudad muy diferente, se ha puesto romántico ese Nueva York que era muy peligroso, pero al mismo tiempo, muy vital”.

El libro narra cómo Suzanne Mallouk viajó de Canadá a Nueva York inspirada por el punk y la poesía. Luego de ir a un concierto de Iggy Pop, tuvo la sensación de haberse encontrado con Dios y Rene Ricard le descubrió otro mundo. “Me di cuenta de que un libro puede llegar hasta uno y envolvernos como un brazo y que puede alejarte de todo lo que creíste que ya entendías”, cuenta sobre el poeta, artista plástico y actor, en las páginas publicadas por su amiga Jennifer Clement.

La viuda de Basquiat, sin embargo, es un libro que trasciende la biografía de una persona, advierte la autora.

“Es una memoria sobre todos mis amigos de esa época. En esos años escribí poemas sobre Suzanne y el libro nace de esos poemas; escribí las dos voces en un ejercicio literario en el que cuento lo que vivimos. Patti Smith en su libro Just kids habla de nosotros como sólo chavos, pero yo diría que éramos más bien personas que habían huido de sus casas y entonces era un poco atrevido irte a Nueva York, porque era muy peligroso. Íbamos huyendo, en busca de nosotros mismos, de alguna manera”, concluye Jennifer Clement.

El título se presenta este jueves a las 19:30 horas en la librería Gandhi de Miguel Ángel de Quevedo.