AFTEROFFICE
deportes

Pumas vuelve a sus orígenes

La renovación en sus fuerzas básicas, con la contratación de Sergio Egea, buscará convertir al equipo en un club formador. El argentino dice que la prioridad que le encomendó Rodrigo Ares de Parga, presidente del patronato del club del Pedregal, es que retome las bases que tuvo en la década de los 80 y 90.
Alain Arenas
11 septiembre 2016 22:8 Última actualización 12 septiembre 2016 5:0
Para el Apertura 2016, el club universitario cuenta solamente con seis futbolistas nacidos fuera de territorio mexicano. (Erick Retana)

Para el Apertura 2016, el club universitario cuenta solamente con seis futbolistas nacidos fuera de territorio mexicano. (Erick Retana)

Los nueve jugadores (seis titulares, tres cambios) formados en las fuerzas básicas que utilizaron los Pumas en su victoria de ayer por 4-1 sobre los Gallos Blancos de Querétaro, son el ejemplo perfecto del modelo que el cuadro universitario decidió implantar a partir del presente torneo. Es decir, ganar partidos con un cuadro que en su mayoría tenga futbolistas formados en sus categorías inferiores.

El encargado de que este proyecto se lleve a cabo es Sergio Egea, quien fue contratado como el vicepresidente deportivo de las Fuerzas Básicas del club en agosto pasado. El argentino dice que la prioridad que le encomendó Rodrigo Ares de Parga, presidente del patronato del club del Pedregal, es que retome las bases que tuvo en la década de los 80 y 90.

“La política de la Universidad Nacional es que sea formador y posteriormente vendedor, para no tapar a los talentos que vienen. El objetivo es que cantera vuelva a generar jugadores, como lo hizo hace 20 o 30 años, y que estén lo mejor preparados como personas y futbolistas para subir al primer equipo. Posteriormente se los entregaremos a Francisco Palencia (director técnico del cuadro de Primera División). Debemos volver a los orígenes de Pumas”, explica Egea en entrevista para El Financiero.

El directivo señaló que una manera de nutrir las divisiones inferiores de Pumas es la distribución de sus visores en áreas en las que el club no había trabajado, como son los estados de Sinaloa y Sonora. Además, destaca, otros trabajarán en Guadalajara, ciudad en la que hay jóvenes talentos que a Chivas y Atlas se les escapan.

“Traeremos a la capital a algunos jugadores de otras ciudades a la cantera central, es por eso que hemos ampliado la casa club. Cuando llegué tenía espacio para 20 camas, ahora tiene 40 y en una última fase queremos que tenga 80. También contamos con la cantera norte ubicada en la Facultad de Estudios Superiores Iztacala, que está en funcionamiento a partir de agosto del año pasado, con el objetivo de no perder talentos que estén en la zona norte de la Ciudad de México y el área conurbada”, agrega Egea.

Antes de que iniciara la gestión de Ares de Parga al frente del patronato, Universidad Nacional vivió tres años consecutivos en los que tuvo en la plantilla del primer equipo a por lo menos 10 jugadores extranjeros. Sin embargo, para el Apertura 2016, en el que el club marcha como tercer lugar de la tabla general, cuenta solamente con seis futbolistas nacidos fuera de territorio mexicano.

“También se ha implementado la repatriación de algunos jugadores como es el caso de Pablo Barrera o Santiago Palacios; es positivo porque aquí se les hace sentir que esta su casa y eso es parte de la estrategia para que se sientan cómodos y que su rendimiento suba. El caso que ejemplifica es el de Barrera, quien ha marcado tres goles en ocho fechas y no es un delantero nominal”, dice Egea.

ABIERTOS AL EXTRANJERO
El vicepresidente deportivo señala que la captación de talento no sólo abarcara la República Mexicana, sino que también se hará en Estados Unidos, con el objetivo de atraer a los jugadores mexicoamericanos.

“Estamos abiertos no sólo a reclutar nacionales, sino también extranjeros, a ellos no los podemos excluir. Tenemos detectada especialmente la zona de Centroamérica, donde tienen jugadores con mucho potencial y el mercado mexicano es atractivo para ellos. Tengo la ventaja de tener muchos contactos en Argentina que podemos aprovechar, además de que haremos un casting en otros países de Sudamérica para contratar visores que nos puedan ayudar con el proyecto”, finaliza Egea.