AFTEROFFICE
BUENA VIDA

Psicoanálisis para salir de tus problemas

La doctora Ana Rosa Hernández, especialista en psicoanálisis, comparte con EL FINANCIERO la forma en que esta corriente fundada por Sigmund Freud a principios del XX puede ayudar a trabajar los problemas personales desde una perspectiva distinta.
Rosario Reyes
15 octubre 2014 21:51 Última actualización 16 octubre 2014 5:0
Psicoanálisis

Psicoanálisis

“La salud mental es un derecho y todos deberíamos tener acceso a ella”, afirma la doctora Ana Rosa Hernández. Y si bien, la tendencia humana es hacia la salud, hay factores que la alteran.

El psicoanálisis, advierte la especialista, es para “todos aquellos que tengan consciencia y deseo de cambiar algo de sí mismos”. Una significativa mayoría de la sociedad contemporánea. “La salud mental puede verse entorpecida e infiltrada por tendencias destructivas, ya sea desde dentro del individuo, o desde el mundo externo que lo rodea. Ahí es donde intervenimos los psicoanalistas, modificando estas fuerzas destructivas para darle fuerza a la vida y que ésta retome su curso hacia la salud y el bienestar”.

Gracias a Sigmund Freud, quien creó el psicoanálisis a principios del siglo XX, los problemas emocionales tienen una respuesta en la ciencia. Originalmente, el psicoanálisis atendía a los pacientes “neuróticamente sanos”, explica la doctora Hernández.

“Son aquellas personas mayormente sanas, pero que padecen de alguna inhibición, fijación o inmadurez en la personalidad”, abunda.
“Aunque el interés inicial de Freud fue la neurosis, se le considera el padre de la psiquiatría moderna, pues gracias a sus aportaciones en psiquiatría dinámica podemos entender las enfermedades mentales, desde las leves hasta las más graves”.

Tomar la decisión de psicoanalizarse es cada vez más común, una vez superados los estigmas de enfermedad, incluso locura, y en busca de un bienestar integral.

“Los sujetos nos consultan porque sufre; por penas, angustias y padeceres. A veces vienen por los típicos padecimientos de los manuales de psiquiatría: depresión, cuadros de angustia, histeria, deseos de encontrar pareja. Otros, ligados a los acontecimientos sociales, pérdida de trabajo y estatus, baja autoestima, temor a carecer de futuro, problemas matrimoniales, por mal carácter, etcétera".

En otros casos, señala la experta, "hay serios problemas que se han ignorado, como el alcoholismo y drogadicción de los juniors adolescentes de la clase alta, o los trastornos de la alimentación en las chicas adolescentes”.

De acuerdo con la psicoanalista, el tiempo promedio de terapia es de uno a tres años, y la recomendación para elegir al tratante “es que sea el más preparado, que a la vez te caiga bien”.

Con un costo promedio de entre mil y dos mil pesos por sesión, el psicoanálisis involucra a otros profesionales en el tratamiento de los pacientes, como neurólogos-psiquiatras, endocrinólogos y psicopedagogos. No hay una edad establecida para psiconalizarse, pues “no hay edad para crecer como personas”, asegura la doctora.

Existen diversas asociaciones con clínicas que brindan atención a personas de bajos recursos y en todos los casos, la frecuencia de las sesiones se establece mediante un acuerdo entre paciente y analista.

Una fórmula rápida para determinar qué tipo de especialista se requiere, concluye Ana Rosa Hernández, es la siguiente: “Quieres pruebas psicométricas, es un psicólogo. Quieres fármacos, un psiquiatra. Quieres saber de qué se trata: solicitas una entrevista con un psicoanalista”.