AFTEROFFICE
reflector

Prince murió intestado; heredarían fortuna sus hermanos

La hermana de Prince dice que, hasta donde se sabe, el superastro del pop no dejó un testamento. Presentó documentos este martes en los que pidió a un tribunal de Minneapolis que designe a un administrador especial para que supervise su herencia.
Agencias
26 abril 2016 18:28 Última actualización 26 abril 2016 18:32
Bajo la ley de Minnesota, los activos del músico podrían ser divididos en partes iguales entre los hermanos. (Reuters)

Bajo la ley de Minnesota, los activos del músico podrían ser divididos en partes iguales entre los hermanos. (Reuters)

Prince, la estrella de la música pop, no dejó un testamento conocido antes de su muerte la semana pasada, informó este martes su hermana en documentos presentados a un tribunal en los que cita a sus seis hermanos y medio hermanos como herederos de un legado estimado en cientos de millones de dólares.

Tyka Nelson, la única hermana del cantante de padre y madre, dijo en el documento que era necesario actuar de inmediato para manejar los intereses de negocios de Prince tras su deceso la semana pasada. No está claro el tamaño de la fortuna, aunque el músico hizo cientos de millones de dólares para compañías disqueras, salas de conciertos y otros durante su carrera y sus bienes incluyen propiedades valoradas en unos 27 millones de dólares.

Nelson pidió que Bremer Trust, una compañía de fideicomiso, sea nombrada administradora de la herencia. Los documentos de la corte dicen que Breber Bank le proporcionó servicios financieros a Prince por muchos años.

El documento fue presentado menos de una semana después de que el cantante y compositor muriera en su casa en un suburbio de Minneapolis. El dolor y la nostalgia por su música llevaron a los fans a comprar 2.3 millones de sus canciones en tres días.

Prince poseía una docena de propiedades en y alrededor de su famoso complejo Paisley Park en un suburbio de Minneapolis: en su mayoría terrenos rurales y algunas casas para miembros de su familia. Documentos públicos muestran que esas propiedades valían unos 27 millones de dólares en el 2016.

Los estimados de cuánto generarán las concesiones de su marca personal tras su deceso alcanzan las nubes púrpura. "Era de lo más grande que hay", dijo Mark Roesler, director ejecutivo de CMG Worldwide, que maneja la comercialización del nombre e imagen de Marilyn Monroe, James Dean y otras estrellas extintas.

Roesler calcula que las ganancias post-mortem de Prince igualarán las de celebridades como Elvis Presley, cuyo patrimonio facturó 55 millones de dólares en el 2015, según la revista Forbes. "¿Habrá un negocio en torno a Prince dentro de 60 años como ocurre con James Dean? La respuesta inequívoca es sí", dijo Roesler.

Bajo las leyes de Minnesota, una persona puede presentar un testamento ante un juzgado de sucesiones en secreto. Si Prince lo hizo, el hecho de que exista el testamento sería público una vez que se presente un certificado de defunción, pero el médico forense aún no ha emitido uno para Prince. Una autopsia se realizó el viernes y sus restos fueron cremados el sábado.

Prince no estaba casado y no se le conocen hijos. Su hermana Tyka, además de cinco medio hermanos (otros dos medio hermanos fallecieron), podrían compartir su herencia si no dejó un testamento.

Prince vendió más de 100 millones de discos en vida, según Warner Music Group. Y Pollstar, una publicación de la industria de conciertos, dijo que en los años que sus giras encabezaron las listas de popularidad —10 años de sus cuatro décadas actuando— las giras generaron 225 millones de dólares en boletería.