AFTEROFFICE

Presidente de Alemania boicotearía Juegos de Sochi

01 febrero 2014 6:58 Última actualización 08 diciembre 2013 12:58

 [Joachim Gauck dijo que era para protestar por violaciones a los derechos humanos y el hostigamiento a figuras políticas de la oposición rusa. / Reuters]  


AP
Berlín.- El presidente alemán Joachim Gauck boicoteará las olimpíadas de invierno y no viajará a la ciudad rusa de Sochi el año próximo.
Gauck tomó la decisión para protestar por violaciones a los derechos humanos y el hostigamiento a figuras políticas de la oposición rusa, informó Der Spiegel el domingo. La revista dijo que el gobierno ruso fue informado sobre la decisión la semana pasada.
La portavoz presidencial Ferdos Forudastan confirmó la decisión a la agencia noticiosa dpa el domingo. No se pudo obtener inmediatamente la confirmación del despacho presidencial.
Forudastan dijo a dpa que no había ninguna regla de que los presidentes alemanes tuvieran que viajar para ese evento. El expresidente Horst Koehler no viajó a Vancouver para los Juegos de Invierno de Vancouver en 2010.
La Confederación Olímpica Alemana dijo en su cibersitio que Gauck no había planeado viajar a Sochi "según lo que sabemos".
El director general de la confederación, Michael Vesper, dijo a dpa que "el hecho de que alguien no viaje no significa automáticamente un boicot. Por cierto no está dirigido contra el equipo alemán".
Glauck, crítico manifiesto de la situación de derechos humanos en Rusia, no ha visitado ese país desde que asumió en marzo del 2012. Una reunión planeada con el presidente ruso Vladimir Putin en junio del 2012 no se llevó a cabo, al parecer por cuestiones de fechas.
Glauck viajó a los Juegos Olímpicos y Paralímpicos en Londres el año pasado.
Alexei Pushkov, titular de la cámara baja del parlamento ruso, comentó en Twitter: "Glauck nunca condenó la matanza de niños y mujeres en Pakistán y Afganistán. Pero denuncia a Rusia con tanta firmeza que no irá a Sochi".
La canciller federal Angela Merkel se manifestó opuesta a boicotear los juegos de Sochi en agosto en reacción a la ley que promulgó Rusia en ese entonces para prohibir la supuesta propaganda homosexual. La cancillería dijo que los juegos de febrero del 2014 llamarían la atención sobre dichas cuestiones y que un boicot afectaría sobre todo a los atletas.
Todavía no se han hecho arreglos para que Merkel viaje a Sochi.