AFTEROFFICE
REFLECTOR

¡Preocupación real!

La Reina Isabel II, de 90 años de edad, no asistió servicio religioso al que año con año acude la familia real británica por un fuerte resfriado, según informó Buckingham.
Redacción
01 enero 2017 20:14 Última actualización 02 enero 2017 4:55
(Especial)

(Agencias)

La salud de la Reina Isabel II no es la adecuada. Ayer estuvo ausente en el servicio religioso al que año con año acude la familia real británica, si bien ella es la jefa suprema de la iglesia en Inglaterra.

“Su majestad no asistirá al culto el domingo en Sandringham. Todavía no se siente preparada porque se encuentra en recuperación de un fuerte resfriado”, anunció Buckingham en un comunicado .

La monarca tiene 90 años y es la más veterana del mundo. Su marido Felipe de Edimburgo tiene 95 años y también ha presentado problemas de salud; él también estaba resfriado, pero sí acudió a la liturgia celebrada ayer.

Otros miembros de la familia real que asistieron a la misa fueron el príncipe Eduardo y la princesa Ana, quien al ser cuestionada sobre los problemas de salud de su madre sólo respondió al Daily Mirror: “está mejor”.

A finales de diciembre del año pasado, la Reina hizo pública su renuncia a 25 puestos honoríficos para aligerar su carga de trabajo.