AFTEROFFICE
deportes

Premier League entra en su tercer acto

Los partidos entre los punteros aprietan la lucha por el título, con 12 fechas por disputarse. De entre Tottenham, Arsenal, Leicester City y Manchester City saldrá el nuevo campeón de Inglaterra. 
AP
14 febrero 2016 21:58 Última actualización 15 febrero 2016 5:0
Leicester City cayó 2-1 en su visita al Arsenal, con Danny Welbeck como el autor del gol de la victoria. (AP)

Leicester City cayó 2-1 en su visita al Arsenal, con Danny Welbeck como el autor del gol de la victoria. (AP)

En los últimos minutos de juego, Tottenham y Arsenal vencieron a dos rivales directos en la lucha por el título, acercándose a dos puntos de la cima de la Premier League.

Leicester City comenzó el fin de semana con ventaja de cinco puntos, pero capituló en el quinto minuto del tiempo de reposición al caer 2-1 en su visita al Arsenal, con Danny Welbeck como el autor del gol de la victoria en su primer partido tras 10 meses lesionado por una cirugía de la rodilla izquierda.

Los visitantes se pusieron al frente a través de un penal convertido por Jamie Vardy a los 45’. Sin embargo, el lateral Danny Simpson se hizo expulsar al recibir dos tarjetas amarillas en los primeros nueve minutos del segundo tiempo, complicando al líder del torneo.

Los locales no habían realizado un solo disparo al arco hasta ese momento, pero las sustituciones del técnico Arsene Wenger dieron resultado. Theo Walcott empató a 20 minutos del final y Welbeck, quien reemplazó a Alex Oxlade-Chamberlain a los 83’, cabeceó un tiro libre de Mesut Özil para la victoria.

Los Gunners se convirtieron en el primer equipo en barrer en los dos partidos de la liga al Leicester, que tan sólo ha perdido tres veces en el campeonato, que marchaba último de la tabla la temporada anterior a estas alturas y apenas escapó del descenso, pero ahora estaba en racha desde que cayó ante Liverpool a fines de diciembre. El conjunto de los Lobos busca conquistar la Premier por primera vez en sus 132 años de historia.

Por otra parte, Tottenham también le ganó al Manchester City por segunda vez esta temporada, otro indicio de que es un aspirante legítimo al título bajo la conducción de Mauricio Pochettino, tras un prolongado ciclo de decepciones.

Harry Kane adelantó a su equipo a los 53 minutos con un polémico penal, pitado por una supuesta mano de Raheem Sterling al voltearse tras un centro de Danny Rose. El balón pareció tocarle entre el codo y la espalda, sin haber estirado el brazo en la acción.

El suplente Kelechi Iheanacho empató para los Citizens a los 74’, pero a siete minutos del final, el danés Christian Eriksen aprovechó el balón servido por el argentino Erik Lamela, el cual pasó entre las piernas de su compatriota Nicolás Otamendi, para definir con un disparo raso.
Los Spurs aventajan al Arsenal por mejor diferencia de goles y se encuentran en el segundo puesto de la competencia a estas alturas por primera vez desde 1985.

Con 12 fechas por delante, el Manchester City sufrió su segunda derrota como local y depende que los tres equipos que le superan cedan puntos para mantenerse en la pelea.