AFTEROFFICE

¿Por qué los Cachorros son tan populares? Aquí te lo explicamos

Los Cachorros de Chicago tienen una impresionante historia de 108 años de no ganar la Serie Mundial; sin embargo, los niveles de audiencia frente a los Indios son los más altos de los últimos 12 años y tiene una leal fanaticada. Pero... ¿a qué se debe?
Bloomberg
01 noviembre 2016 19:45 Última actualización 01 noviembre 2016 21:2
Fanáticos de los Cachorros de Chicago (AP)

Fanáticos de los Cachorros de Chicago (AP)

El beisbol ya alcanzó al futbol americano como el deporte más visto en Estados Unidos.

Al ver los niveles de ratings de la televisión para la actual Serie Mundial, se pueden calificar como de muy buenos, y es que la actual pelea por el título llevó a los niveles de audiencia a que puedan ser considerados como los más altos que este deporte ha registrado en los últimos 12 años, desde que los Medias Rojas de Boston vencieron a los Cardenales de San Luis en la batalla por el campeonato 100 de la historia del juego y de paso rompió la maldición de Babe Ruth.

Este año se dio este fenómeno aun cuando la audiencia se ha alejado para la actual temporada de la NFL y los pasados Juegos Olímpicos, que son los que tradicionalmente registran los mayores niveles de audiencia.


Sin duda, todo el mundo ama al perdedor y esto no se refiere solo a los aficionados del beisbol.

En esta ocasión, la historia ha mostrado ser un poderoso aliciente para atraer la atención de los aficionados, ya que ambos equipos buscan poner fin a la falta de un título de la Serie Mundial: la estadísticamente improbable sequía de 68 años para los Indios de Cleveland y la ‘maldición cósmica’ de 108 años de los Cachorros de Chicago.

Pero hay algo más que está impulsando este repunte de telespectadores: los fanáticos de los Cachorros están, literalmente, por todas partes.

En los últimos cinco años Chicago, una de las principales ciudades de Estados Unidos, ha registrado la mayor salida de su población a otras partes del país, de acuerdo con el último censo de población.


A su vez, Chicago está recibiendo a un gran número de inmigrantes y a un pequeño grupo de admiradores de los Cachorros (los bebés de la nueva generación).

Lo que también es interesante es que Cleveland tiene una dinámica poblacional similar a Chicago.

Muestra de ello es que entre 2010 y 2015, la tierra de los Indios registró una migración neta negativa de 27 mil 711 personas, solo detrás de Chicago y Detroit.

La fanaticada –en este caso de ambos equipos— puede ser voluble, especialmente si su equipo es permanentemente decepcionante. Pero por mucho tiempo, los aficionados de los Cachorros tenían otro as bajo la manga: las emisiones nacionales.

Durante casi cuatro décadas la estación WGN-TV de Chicago, una superestación de cable, transmitió los partidos de los Cachorros por todo el país dado al poco favorecido club una exposición que no gozan los equipos más exitosos.

Por muchos años el equipo de los Cachorros y la WGN-TV eran propiedad del Tribune Broadcasting, por lo que transmitía contenido gratuito para los niños de Florida y de Fargo, Dakota del Norte, hasta que el Tribune vendió a los Cachorros y dejó de pasar los juegos a nivel nacional seis años después.

Los economistas atribuyen que la extensa popularidad del equipo es una de las razones por las que este no fue relegado por los fanáticos.