AFTEROFFICE
buena vida

Porque estar solo no tiene nada de malo

Tere Díaz y Manuel Turrent ponen en perspectiva valorar su relación en pareja. En "¿Me quedo o me voy? Reflexiones para decidir continuar o terminar una relación de pareja", los autores acompañan al lector por el camino de la confirmación.
Los autores presentan un nuevo concepto como forma de vida. (Braulio Tenorio)

Los autores presentan un nuevo concepto como forma de vida. (Braulio Tenorio)

Creadores de un concepto que incluye una revista, programa de radio, un consultorio y talleres para “singulares”, entre otras actividades, Tere Díaz y Manuel Turrent presentan un nuevo libro, luego del éxito con 29 Claves para encontrar pareja. Ellos se refieren a “singular” como una forma de vida que es decisión personal y un nuevo miembro de la sociedad del siglo XXI, aquel que decide ser soltero, permanentemente o por etapas de su vida.

En ¿Me quedo o me voy? Reflexiones para decidir continuar o terminar una relación de pareja (Grijalbo, 2015), los autores acompañan al lector por el camino de la confirmación de lo que desea y necesita de su pareja, con una escritura clara, divertida y ejercicios que permiten tener esa claridad indispensable en un trance tan difícil.

La primera señal de la transición que separa de la pareja, dice Tere, es “cuando no te sientes con el otro, sino observador del otro. Es un desdoblamiento aparentemente sutil a la vista de los espectadores, pero que para la subjetividad del que entra en el proceso, hace una distancia importante y si sostiene esa postura por mucho tiempo, no se decide y el distanciamiento hace que la relación se vaya viendo como en perspectiva, más lejano al otro, más ajeno, menos compatible”.

Así que ante esa señal de alarma, hay que actuar. No se puede dejar una relación por cualquier motivo, pero tampoco sostenerla a costa de lo que sea, de modo que es importante tener claros los deseos personales, como hombres y mujeres de esta época, en la que, complementa Manuel, el contexto social es distinto y se asume que lo más probable es que vayamos a tener más de un compañero a lo largo de nuestra vida. Si la determinación es irse, también el contexto social ayuda a pasar el trago amargo.

“Mi bisabuela creo que se aventó de luto 20 años. Hoy tenemos que pasar de estar en pareja, a procesar un duelo, volver a estar en pareja o estar solos en tiempos importantes de nuestra vida. Por eso pensamos que el libro responde a una cuestión de hoy, en donde estas indecisiones a veces pueden durar meses o años y dejar a la persona en un lugar donde la satisfacción personal es muy baja y la relación con la pareja es muy mala, porque si está la incertidumbre, normalmente no está trabajando ni para irse, ni para quedarse”, señala Turrent.

En este libro el lector encontrará un acompañamiento único, herramientas para transitar por el camino que decida y una gran lección de amor propio.