AFTEROFFICE
culturas

#Porfirio para millennials

En el terrirorio cibernético, @DonPorfirioDiaz no es héroe ni villano. "El expresidente que gobernó al país por 34 años es el personaje histórico más seguido en Twitter", asegura Pedro J. Fernández, creador de la cuenta.
Eduardo Bautista
12 febrero 2017 21:13 Última actualización 13 febrero 2017 5:0
Detrás de esta cuenta está Pedro J. Fernández, un ingeniero de 30 años egresado de la Universidad Iberoamericana. (Cortesía)

Detrás de esta cuenta está Pedro J. Fernández, un ingeniero de 30 años egresado de la Universidad Iberoamericana. (Cortesía)

Porfirio Díaz sigue vivo en Twitter. Como ya no hay telégrafos, el expresidente recibe halagos y reproches en una cuenta de Gmail. Ante los mensajes más incisivos sobre su persona o su gobierno, Don Porfirio responde con humor en 140 caracteres: “Acéptalo, quieres mi bigote sobre ti”. Es el personaje histórico de México más seguido en esa red social. Ni Carlota ni Benito Juárez le llegan a sus casi 200 mil seguidores.

En el terrirorio cibernético, @DonPorfirioDiaz no es héroe ni villano. Tiene más seguidores que líderes políticos como el secretario de economía, Ildefonso Guajardo, o el vocero de la presidencia, Eduardo Sánchez, a quien triplica en popularidad.

Detrás de esta cuenta está Pedro J. Fernández, un ingeniero de 30 años egresado de la Universidad Iberoamericana que ni un día deja de tuitear a nombre del dictador que gobernó México durante 34 años (1876-1911). Cada mañana se pregunta delante de su celular: ¿qué diría Díaz del México de hoy?

A propósito de Yo, Díaz (Grijalbo, 2017), su nueva novela –la primera que aborda la vida completa del general–, Pedro J. Fernández habla sobre la vigencia de la figura porfiriana en las nuevas generaciones.

__¿Cómo y cuándo nace la cuenta de @DonPorfirioDiaz?
__Todo comenzó en julio de 2010, cuando yo estaba leyendo mucho sobre Porfirio Díaz y me pareció interesante llevar al personaje al mundo de las redes sociales. Al principio tenía 20 seguidores, pero los festejos del Bicentenario de la Independencia hicieron que el número de followers se disparara. En menos de un año pasé de los mil a los
30 mil. Ha sido un camino de retroalimentación con mis seguidores. Esto me obligó a documentarme más sobre la vida de Díaz para averiguar cómo hablaba y qué pensaba.

__¿Por qué la figura de Porfirio Díaz ha tenido tanto auge en redes sociales?
__Aún hay muchísima gente que recuerda su gobierno con nostalgia y cariño. La época porfiriana se ha idealizado de muchas maneras. A lo largo de estos siete años me he dado cuenta que los mexicanos desean aprender más sobre este personaje que para muchos ha sido el mejor presidente que ha tenido México. Pero también existen los detractores. Porfirio Díaz es la piñata a la que todo mundo quiere pegarle. Levanta más pasiones que muchos políticos actuales.

__Ante la debilidad de la figura presidencial de Peña Nieto, ¿existe una tendencia en México hacia el conservadurismo que tanto caracterizó a Díaz?
__Hay una tendencia a ver el Porfiriato desde una visión sumamente romántica: bailes, reuniones de alta sociedad, progreso económico. Incluso se han encontrado justificaciones a las matanzas de Río Blanco y Cananea. Tenemos la idea de que México necesita un presidente con mano dura para poner las cosas en orden. Si algo caracterizó a Díaz fue su amor al país. Ese fue el gran dilema de su vida: su nacionalismo fue el que lo llevó a cometer tantos aciertos y tantos errores.

__¿Qué tanta materia prima le ha dado Peña para alimentar su proyecto?
__Muchísima. Sus errores permiten que Porfirio se jacte de lo que hubieran hecho él o sus colaboradores en una situación como la actual. Las comparaciones entre Limantour y Videgeray o Carmen Romero Rubio y Angélica Rivera han dado mucho de qué hablar.

__¿Cómo reciben las nuevas generaciones a Don Porfirio?
__Con humor. Entran en el juego de tuitear con él. Se prestan a participar en la dinámica de discutir con el viejito cascarrabias.

__¿Porfirio Díaz encontraría adeptos en el México de hoy?
__Sí, una buena parte de la sociedad cree que un gobierno al estilo de Díaz ayudaría a sanear la economía y a lograr la paridad entre el peso y el dólar. Creo que hoy sí representaría una fuerza política importante, aunque aniquile a la primera huelga que se le presente durante su sexenio.

__¿Cómo vivió Díaz la transición del último liberal del siglo XIX al primer gran conservador del XX?
__De forma conciliadora. Cuando asumió el poder supo que debía entablar una buena relación con todos los actores sociales, incluso con la Iglesia, y que no iba a poder gobernar si aplicaba las Leyes de Reforma al pie de la letra. Pese a que los liberales ganaron
la Guerra de Reforma. Recordemos que la sociedad mexicana
del siglo XIX era sumamente conservadora.

__¿Alguna vez Don Porfirio se ha peleado con otros personajes históricos en Twitter?
__En su momento tuvo algunas discusiones, pero se fue separando de ellos poco a poco. En primera, porque @DonPorfirioDiaz los rebasa en seguidores y porque las demás cuentas no tienen mucha continuidad o sus administradores escriben a título personal. El fenómeno de los tuiteros históricos ha ido desapareciendo porque muchos de ellos no levantan las mismas pasiones que Díaz.

__Su tuit favorito
__“Tú tan Palacio de Hierro y yo tan Palacio de Bellas Artes”.

__¿Es negocio?
__No. Tuiteo yo solo. No me alcanza para montar una empresa.

__¿Le han ofrecido publicidad?
__Algunas marcas sí, pero si la publicidad rompe con la identidad de mi personaje, prefiero desmarcarme. Me han llegado propuestas de aerolíneas, pero mi política es: si el Porfirio real nunca se subió a un avión, mi tuitero tampoco. Mantengo cierta coherencia.

__¿Qué firmas le han ofrecido su colaboración?
__Viva Aerobus, Volaris, alguna marca de alcohol y partidos políticos cuyos nombres no voy a mencionar.

__¿Por qué ha mantenido vigente esta cuenta de Twitter?
Principalmente porque me divierte. Es una forma de responder a lo que sucede en México a través de un álter ego. Porfirio incluso se ha convertido en marca comercial. Lo vemos en el restaurante Porfirio’s o en Don Porfirio Caffe Bien o mal, forma parte de nuestra identidad.