AFTEROFFICE
reflector

¿Por qué la disquera de Amy Winehouse quiere entrarle al cine?

En momentos en que las ventas de música son cada vez más exiguas, las películas pueden generar algo más que compra de entradas y álbumes. El éxito de "Amy", que recaudó más de 11 millones de dólares en todo el mundo es un claro ejemplo.
Bloomberg
03 agosto 2015 20:51 Última actualización 03 agosto 2015 20:57
El filme se estrenó en Los Ángeles, Nueva York y el Reino Unido el 3 de julio y desde entonces se ha dado en otros países. (Archivo)

El filme se estrenó en Los Ángeles, Nueva York y el Reino Unido el 3 de julio y desde entonces se ha dado en otros países. (Archivo)

El álbum que grabó Amy Winehouse hace nueve años vende más que los discos nuevos de Beyonce, Adele y Pitbull, impulsado por los elogios de la crítica al documental sobre el ascenso y la caída repentinos de la cantante.

Amy recaudó más de 11 millones de dólares en todo el mundo desde su lanzamiento el 3 de julio, según Box Office Mojo. La película es una crónica de la vida de la estrella pop británica, cuyo éxito comercial y lucha con la adicción generaron titulares en los diarios sensacionalistas antes de que muriera por intoxicación alcohólica en 2011 a los 27 años.

Lo que distingue a Amy de otros documentales de rock es que el filme fue producido y financiado por Universal Music Group como parte de un esfuerzo más amplio en el campo del cine. El máximo responsable ejecutivo Lucian Grainge quiere que el sello más importante del mundo se quede con un porcentaje más grande de lo que los aficionados gastan en sus artistas. La empresa también es la responsable de Montage of Heck, película sobre el líder de Nirvana Kurt Cobain.

“Fortalecer nuestra presencia en el cine, la televisión y el video de formato corto es crucial para nuestra estrategia”, escribió Grainge en un correo electrónico. “Estos proyectos pueden abrir un mundo totalmente nuevo para nuestros artistas y destacar su enorme atractivo más allá de la música grabada. El éxito de Amy es sólo un ejemplo de esto y en el futuro habrá más”.

En momentos en que las ventas de música son cada vez más exiguas, las películas pueden generar algo más que compra de entradas y álbumes. Pueden beneficiar el catálogo de un sello al volver a poner de moda artistas más antiguos.

El disco Back to Black de Winehouse volvió a los charts del Billboard 200. El filme, distribuido por A24, se estrenó en Los Ángeles, Nueva York y el Reino Unido el 3 de julio y desde entonces se ha dado en otros países. Nirvana ascendió en abril cuando Montage of Heck llegó a los cines y empezó a darse en HBO, como también los Beach Boys después del estreno de la película Love Mercy de Brian Wilson en junio.