AFTEROFFICE
culturas

Por fin, un mapa total del jazz mexicano

El primer "Atlas del Jazz en México", una investigación encabezada por el investigador Antonio Malacara, será presentada mañana en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes.
María Eugenia Sevilla
30 mayo 2016 22:26 Última actualización 31 mayo 2016 5:0
Antonio Malacara presenta mañana el resultado de toda una vida de investigación jazzística. (Cortesía)

Antonio Malacara presenta mañana el resultado de toda una vida de investigación jazzística. (Cortesía)

No hay un solo estado de la República en donde no se produzca jazz, asegura el investigador Antonio Malacara. Además de la Ciudad de México, epicentro natural de la creciente escena nacional, los enclaves más importantes son Veracruz (en particular, Xalapa), Chiapas, Guanajuato y Jalisco (Guadalajara).

Esta lectura es la que arroja el primer Atlas del Jazz en México, una investigación encabezada por Malacara, que será presentada mañana a las 18:45 horas en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes.

“Por supuesto que en esta distribución influye el hecho de que haya universidades como la Veracruzana o la de Ciencias y Artes de Chiapas en las que existe una Licenciatura en Jazz, pero no solamente. En Chiapas, el estado más pobre del país, tienes jazz en Tuxtla Gutiérrez, Comitán, San Cristóbal... con proyectos muy interesantes que se presentan más en el extranjero que aquí, como Na’rimbo, que fusiona la música local de marimba”, destaca Malacara.

En Guanajuato, abunda, existen varias escenas, pero poco conectcadas entre sí. “Está San Miguel de Allende, donde hay un movimiento fuerte desde hace tiempo, pero que no tiene nada que ver con lo que pasa en Guanajuato capital, Celaya o Irapuato, donde hay uno de los festivales de jazz más importantes”.

LECTURA
Título: Atlas del Jazz en México
Autor: Antonio Malacara
Editado por: Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados
Precio: Por salir


Malacara destaca también la labor del guitarrista Oscar Zensei en Monterrey, y el empuje que ha dado al género la Universidad de Guadalajara, a través de proyectos como el festival Tónica y otros más impulsados por la cantante y promotora Sara Valenzuela.

Si bien la investigación para este libro le ha tomado “desde siempre”, la organización del material, que obtuvo con apoyo de melómanos y propietarios de clubes de jazz de todo el país, le tomó tres años.

Pero la tarea no termina con la publicación editada por la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados. “Esto apenas empieza”, advierte quien ya alista el lanzamiento de un portal que no sólo pondrá a disposición del público, de forma gratuita, el directorio de festivales, clubes, músicos y programas de radio contenidos en el Atlas, sino que estará en permanente actualización.

El también autor del Catálogo casi razonado del jazz en México prepara otra investigación de envergadura: una mapa musicológico de las fusiones entre el jazz y músicas regionales a lo largo del país.