AFTEROFFICE
deportes

Por culpa de mi adicción a las drogas no fui un mejor jugador: Maradona

"Mi vida no fue normal, eso hay que decirlo. Yo les di ventaja con mi enfermedad (...) ¿¡Sabes qué jugador hubiese sido si no hubiera tomado drogas!?", dijo el astro argentino Diego Armando Maradona, en el avance de una entrevista por el canal TyC Sports.
Reuters
18 septiembre 2014 18:42 Última actualización 18 septiembre 2014 18:46
Hace unas semanas, Maradona, junto con otros famosos del futbol, jugó el Partido de La Paz impulsado por el Papa Francisco. (Reuters)

Hace unas semanas, Maradona, junto con otros famosos del futbol, jugó el Partido de La Paz impulsado por el Papa Francisco. (Reuters)

BUENOS AIRES.- Diego Armando Maradona, considerado por muchos como el mejor futbolista de la historia, reconoció que su adicción a las drogas no le permitió ser mejor de lo que fue y dijo que con esa enfermedad dio muchas ventajas en su dorada época de jugador.

"Mi vida no fue normal, eso hay que decirlo. Yo les di ventaja con mi enfermedad (...) ¿¡Sabes qué jugador hubiese sido si no hubiera tomado drogas!", dijo Maradona en el avance de una entrevista por el canal TyC Sports con el ex basquetbolista Fabricio Oberto.

"Con mi técnica, sabía que a los europeos me los iba a comer. Eso lo tenía claro. La pelota es una sola", explicó. Hace unas semanas, el astro argentino, junto con otros famosos del futbol, jugó en el estadio Olímpico de Roma el Partido de La Paz impulsado por el Papa Francisco.

"Estoy feliz porque mi nieto me vio jugar. Y mis hijas vieron, más allá de todo lo que se dice, que puedo aguantar 90 minutos a mis 53 años", señaló Diego Maradona.

El argentino, que se mostró distendido y cómodo en la entrevista que será emitida en el primer programa de Oberto en octubre, dijo que no se fue bien de la Selección argentina que dirigió en el Mundial 2010 en Sudáfrica. "Me fui mal, dolido. Yo quería seguir. No seguí porque confiaba en un amigo. Hoy, estúpidamente, lo volvería a hacer", dijo.

"No veía a la Selección en las Eliminatorias (Sudamericanas), pero en el Mundial uno lo siente. Es mentira que tenemos sangre roja, es blanca y celeste", dijo el ex futbolista. "Quería que la Selección ganara, pero en la final no teníamos con qué atacar a Alemania y ellos tenían 50 variantes más que nosotros en ataque", explicó antes de referirse a la situación de gol que desperdició en la final Gonzalo Higuaín.