AFTEROFFICE
DEPORTES

Pocos mexicanos han logrado mantenerse en el futbol europeo

Desde 1986, México ha sido un buen exportador de jugadores al viejo continente. Hugo Sánchez y Rafael Márquez son, sin duda, los que más han triunfado. Pero hay otros a los que no les ha ido muy bien.
Ma. del Refugio Melchor
23 julio 2014 22:0 Última actualización 24 julio 2014 5:0
Etiquetas
Rafael Márquez logró revalorar el precio de los jugadores mexicanos en Europa. (Archivo)

Rafael Márquez logró revalorar el precio de los jugadores mexicanos en Europa. (Archivo)

Nada los desanima, luchan diariamente para ganarse un puesto titular, pero su esfuerzo no siempre es valorado. Pese a todas las adversidades, los jugadores mexicanos siguen empeñados en alcanzar el éxito en el futbol europeo.

Desde 1986, cuando México se inició como exportador de futbolistas, 36 han probado fortuna en el viejo continente. Hugo Sánchez abrió las fronteras con sus cinco títulos de goleo en la liga española durante la década de los 80; los mundialistas Luis Flores, Javier Aguirre, Manuel Negrete y Luis Flores mantuvieron la brecha abierta.

En los 90 tomaron la estafeta goleadores que hicieron una gran carrera en el futbol mexicano, pero que apenas tuvieron tiempo para mostrar sus cualidades en sus equipos europeos. El que tuvo mejor actuación fue el delantero egresado de la cantera de Pumas, Luis García, quien marcó 28 goles en dos temporadas con el Atlético de Madrid. Carlos Hermosillo, José Manuel de la Torre y Germán Villa no lograron trascender.

La representación mexicana aumentó en el arranque del siglo XXI, pero una vez más las circunstancias impidieron triunfar a figuras como Cuauhtémoc Blanco y Juan Francisco Palencia.

Tuvo que ser Rafael Márquez, quien demostrara que el futbolista mexicano tenía capacidad para conseguir campeonatos. Fue fundamental en el Barcelona para conquistar cuatro ligas y dos Champions League.

Hugo Sánchez inició el camino, pero Rafael Márquez consiguió algo más importante: la revaloración de los exponentes mexicanos. Barcelona pagó por él 5.3 millones de dólares al Mónaco.

Otro momento importante llegó en 2006. A pesar de su polémica gestión, el técnico argentino Ricardo Antonio Lavolpe logró armar una Selección mexicana que cosechó elogios en la Copa Confederaciones y la Copa Mundial de Alemania.

De ese equipo emigraron Carlos Salcido, Pável Pardo, Ricardo Osorio, Andrés Guardado, Aarón Galindo y Francisco Fonseca. Pardo y Osorio ganaron la Bundesliga en la temporada 2006-2007.

Ahora los mexicanos ya no tienen que pagar derecho de piso, ya son vistos como potenciales estrellas, por eso el club portugués Porto pagó 18 millones de euros para contratar a Diego Reyes y Héctor Herrera en operaciones separadas. Tras la Copa Mundial 2014 quedan jóvenes como Raúl Jiménez, Alan Pulido y Carlos Peña, quienes siguen en proceso de contratarse en el cotizado futbol europeo.