AFTEROFFICE
deportes

“Pocas personas son las que te pueden reclamar algo”: Germán Sánchez

Los cuatro medallistas olímpicos que forman parte de las fuerzas armadas, - María del Rosario Espinoza, Guadalupe González, Ismael Hernández y Germán Sánchez-, fueron recibidos con mariachi por autoridades del Ejército y de la Marina. 
David Vela
24 agosto 2016 12:42 Última actualización 24 agosto 2016 12:43
Ismael Marcelo Hernández Uscanga, María del Rosario Espinoza, Guadalupe González Germán y Saúl Sánchez.

Los cuatro medallistas llegaron a la Ciudad de México. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Con flores y música de mariachi se recibieron a los atletas de las fuerzas armadas que ganaron cuatro de las cinco medallas que la delegación mexicana trajo de la Olimpiada de Río 2016.

Sonrientes, a minutos de su arribo al país, los medallistas narraron las emociones y sentimientos que tuvieron antes, durante y después de competir para colgarse las codiciadas preseas olímpicas.

“Gracias antes que nada a mi familia militar que nos hicieron este recibimiento, la vedad que ya nos hacía falta escuchar música de este tipo”, dijo German Sánchez, cabo del Ejército y ganador de una medalla de plata en clavados.

“Quiero agradecer por este recibimiento de las Fuerzas Armadas a cada uno de sus deportistas, muchísimas gracias por todo el apoyo”, agregó Ismael Hernández, soldado del Ejército que obtuvo bronce en pentatlón moderno.

También estuvieron María Guadalupe González Romero, teniente de la Marina, quien obtuvo plata en marcha femenil 20 km y María del Rosario Espinoza, cabo del Ejército, que con su medalla de plata en Taekwondo se convirtió en la máxima medallista mexicana en Juegos Olímpicos.

Ninguno de ellos, entró mucho en detalle sobre la polémica suscitada por los cuestionamientos al desempeño de la delegación mexicana, y por el contrario no dejaron de agradecer el apoyo que recibieron para lograr su sueño.

“Me siento contenta y orgullosa de representar a México, tratar de llevar a México a lo más alto, y ahora que soy parte del Ejército Mexicano, me enorgullece no sólo representar a México, sino también al Ejército”, dijo María del Rosario.

La marchista María Guadalupe consideró que ningún deportista decepcionó pues, aunque no ganaron medalla, hicieron el mayor esfuerzo para hacerlo. “Detrás, hay una preparación de cuatro años o más”, advirtió.

Asimismo, narró las adversidades que pasó para llegar a Río 2016 y detalles de la competencia de los 20 kilómetros de caminata en la que participó.

“La competencia fue dura, hubo mucha presión, hubo un momento en que sí me desesperé, tuve miedo, la verdad, sentía el cansancio en las pernas, pero me repuse y me dije me siento capaz de terminar la competencia y lo hice”, contó.

En su oportunidad, Germán Sánchez manifestó que desde Río se enteró de la crítica al deporte mexicano, lo que lo decepcionó, debido a que todos los atletas tuvieron el mismo camino de preparación, con sufrimiento, llanto y alegría.

“En lo personal entrenamos con dolor, y la verdad esa gente que hablaba, es gente que no sabe, la gente que de verdad está cerca de nosotros es la que nos daba palabras de ánimo, y la verdad, pocas personas son las que te pueden reclamar algo”, aseguró el clavadista.

Los atletas advirtieron que en lo inmediato tomarán vacaciones, para relajar cuerpo y mente, algunos recibirán atención médica para superar algunas lesiones, posteriormente comenzará el trabajo con rumbo a Tokio 2020.

>