AFTEROFFICE
BUENA VIDA

Planean construir parque majestuoso en la caótica Nueva Delhi

Los obreros trabajan para sembrar un complejo jardín al estilo del imperio mugal, reparan mausoleos antiguos y cavan un enorme lago artificial. La idea es crear un parque icónico, descomunal.
Associated Press
15 marzo 2014 20:1 Última actualización 16 marzo 2014 5:0
Fondo de Cultura Aga Khan

Delhi, con una población de 17 millones de habitantes, es una ciudad con un sorprendente espíritu ecológico. (Bloomberg)

NUEVA DELHI.- En medio de una maleza abultada y abandonada en el corazón de la capital de India, se ha tramado un ambicioso plan para cambiarle el rostro a una de las ciudades más pobladas del mundo: Darle un sitio como el Parque Central de Nueva York.

Allí, obreros trabajan para sembrar un complejo jardín al estilo del imperio mugal, reparan mausoleos antiguos y cavan un enorme lago artificial. La idea es crear un parque icónico, descomunal, que les sirva de respiro para los habitantes de esta ciudad caótica.

"Sería el lugar hacia donde la ciudad desciende, sería como un oasis", dijo Ratish Nanda, director del Fondo de Cultura Aga Khan, y el principal promotor del proyecto.

Para que el parque entre en existencia, habría que fusionar una serie de jardines adyacentes, reservas naturales y un zoológico administrado por distintas agencias gubernamentales, una tarea sumamente complicada, especialmente en ese país donde abundan las pugnas burocráticas. Aunque algunos funcionarios han comenzado a hablar del tema, no han ofrecido un plan concreto.

A veces en India, se requiere de soñadores tenaces como Nanda para lograr que parece imposible.

Nanda y el Fondo de Cultura Aga Khan han realizado ambiciosos proyectos anteriormente. Por ejemplo, ayudaron a retirarle la jurisdicción de un complejo de 7 hectáreas (17 acres) en la misma zona, junto con un enorme monumento, al equivalente local de los Boy Scouts. Actualmente, están en litigio con la autoridad ferroviaria para que muevan un almacén que está obstruyendo el paso a otro monumento.

"Se trata de que una sola persona tenga el ánimo y el esfuerzo para lograr esto", opinó Ashok Khurana, un influyente partidario del proyecto y quien recientemente se retiró como director de Departamento de Obras Públicas de Nueva Delhi, una de las muchas dependencias gubernamentales que tendrían que colaborar para construir el megaparque.

NUEVA DELHI CON NUEVO ROSTRO

Los beneficios serían de primera. Delhi, con una población de 17 millones de habitantes, es una ciudad con un sorprendente espíritu ecológico, donde abundan los jardines y parques.

Sin embargo, el megaparque sería mucho más grande a todos los demás.

Serían 480 hectáreas (1,200 acres), mucho mayor al Parque Central de Nueva York. Contendría unos 100 mil árboles y más de 300 especies, dijo Nanda. Contendría una de las más impresionantes colecciones de monumentos islámicos medievales, alrededor del enorme mausoleo del emperador Humayún. Incluirá además una fortaleza antigua, un templo budista, bandadas de aves exóticas y tigres blancos en el zoológicos.

Nanda se imagina que en el invierno las familias sacarán sus alfombras para sentarse en el césped, o en el verano sacarán sus libros para leer cómodamente en la sombra. Otros transeúntes visitarán los mausoleos, o atravesarán el parque en camino a sus lugares de trabajo.

El corazón del proyecto es la restauración del Jardín Sunder, un campo de 40 hectáreas (100 acres) adyacente a la Tumba de Humayún que está siendo restaurada por el Fondo Aga Khan. El vivero fue establecido por los colonialistas británicos que querían sembrar plantas experimentales. En años recientes prácticamente dejó de funcionar y se ha convertido en un depósito de materiales de construcción.

El fondo logró impedir un plan del gobierno de dividir el jardín y destruir una de las tumbas a fin de construir una carretera para los Juegos de Mancomunidad de 2010, dijo Nanda. Para ello tuvo que extraer escombros de construcción en mil cargas de camión.

Además restauró un mausoleo que data de 500 años de antigüedad, que se había convertido en un edificio de cemento gris, devolviéndole su color original naranja y blanco. Otra decena de monumentos en el jardín son testimonio de la época de hace 500 años, cuando los emperadores mugal desde el Asia Central gobernaban buena parte del continente.

La tumba Sunderwala Burj está a la entrada de un jardín mugal que se construye inspirado en diseños de alfombras persas, con sectores de césped y flores alrededor de una laguna que verterá agua por canales y arroyos.

Cerca de ahí, hay un tanque que será llenado con peces, que nadarán en aguas traídas desde una planta procesadora cercana. Esa agua también será vertida hacia bosquecillos que contendrán plantas provenientes de los distintos hábitats de Delhi. Habrá un anfiteatro, una exposición de bonsai y un restaurante.

Merodean en el área los pavos reales, una de 56 especies de aves que proliferan en el jardín.

"Ese era un martín pescador", exclamó Nanda mientras dirigía un paseo guiado por el lugar. Destacó que allí cerca se está creando un lago al estilo antiguo, hay un limonero que está empezando a dar fruto, hay un nuevo jardín de rosas y un nuevo monumento a Lakkarwala Burj.

"Esto es hermoso, es como debe ser, mira este parapeto, es como una joya", exclamó.

El proyecto, añadió, convertirá lo que era una zona muerta "en un pujante centro ecológico... La idea es que esto será un lugar mágico que sacará a la gente de su aburrida rutina diaria".

No obstante, será sólo un pequeño paso en el proceso de crear el parque gigantesco.

Desde ya está contemplando usar el terreno del deteriorado Azimnganj Sarai, un motel que data del siglo XVI, justo al lado del jardín en terrenos ocupados por el zoológico. El jardín mugal, y de hecho todo el diseño del jardín, se orienta hacia el sarai, y Nanda espera poder recibir autorización para restaurarlo e incorporarlo al parque.

Ese parque, tal como está soñado por Nanda y sus colegas, empezaría en el Mausoleo de Humayún y su red de jardines y monumentos. Justo al norte está el vivero, el zoológico nacional, y una fortaleza llamada Purana Qila. Todo esto está flanqueado por el angosto Parque del Milenio, que corre paralelo al río Yamuna. Esas áreas están hoy en día tan aisladas que ir del Mausoleo de Humayún al Parque del Milenio, significa un recorrido de 5.5 kilómetros (poco más de 3 millas).

"Estas son todas cosas que originalmente estaban conectadas, y estas barreras artificiales son simplemente absurdas", dijo Nanda, señalando hacia una red de murallas alrededor de un conjunto de monumentos.

EL GOBIERNO, UN OBSTÁCULO

Sin embargo, teme que las agencias del gobierno no cooperarán.

"Aquí, tarda siglos para lograr cualquier cosa", se quejó.

La Administración Arqueológica de India es la responsable del Mausoleo de Humayún y el Purana Qila. El Departamento de Obras Públicas de Nueva Delhi controla el vivero. El Ministerio del Medio Ambiente administra el zoológico y la Autoridad de Desarrollo de Nueva Delhi administra el Parque del Milenio. Incluso está también involucrado el sistema ferroviario.

Todo ese manojo de agencias públicas tendría que colaborar en un presupuesto común, derribar sus muros, construir estacionamientos y garantizar el pleno mantenimiento del lugar.

Mohamad Shaír, un arquitecto que trabajó en la construcción del vivero, expresó que será de gran atracción construir un parque donde los habitantes de esta ciudad de migrantes podrán interactuar y crear recuerdos.

Pravin Srivastava, director general de la Administración Arqueológica de India, dice que la reciente restauración del Mausoleo de Humayún, en que colaboraron una decena de agencias distintas, demostró que ese tipo de coordinación es posible.

"Todos tienen sus prioridades y sus maneras de funcionar, lo que tienen que hacer es superar los obstáculos", enfatizó. Aun así, vaticinó que el parque será inaugurado en los próximos años.

Khurana, ex director del Departamento de Obras Públicas de Nueva Delhi, proyecta que el parque atraerá a entre 20.000 y 30.000 visitantes por día.

"Todo el mundo lo desea", declaró. "Cuando se quiere algo de verdad, todo es posible".