AFTEROFFICE
deportes

"Piojo" Herrera, el relevo que nadie esperaba, ahora va por la revancha

Llevará las riendas de la Selección Mexicana en el Mundial, algo inesperado hace algunos meses, para cerrar una dolorosa historia que comenzó hace años en su etapa de futbolista, y antes de la cita de 1994.
Reuters
05 mayo 2014 21:13 Última actualización 05 mayo 2014 21:55
Su debut como entrenador lo hizo con Atlante en 2002, y en el país ha dirigido a Monterrey, Veracruz, Tecos y América. (Cuartoscuro)

Su debut como entrenador lo hizo con Atlante en 2002, y en el país ha dirigido a Monterrey, Veracruz, Tecos y América. (Cuartoscuro)

Miguel Herrera, un carismático y gritón entrenador, llegó al banquillo para salvar al "Tri" de lo que habría sido una dolorosa ausencia tras una eliminatoria en que el equipo estuvo en manos de José Manuel de la Torre, Luis Fernando Tena y Víctor Manuel Vucetich.

"La verdad es que no lo esperaba (la designación), deseaba levantar la mano para el siguiente proceso, pues estaba seguro que el 'Chepo' (De la Torre) podía llegar (...) De repente y de rebote me cae a mí, me piden un resultado, lo di y apostaron porque yo continuara", dijo Herrera en reciente entrevista.

Apodado el "Piojo", en parte por su baja estatura, Herrera sacó al América de la crisis en que estaba sumido y con él el equipo alcanzó la gloria en el torneo local un año después. En mayo del 2013, las Águilas fueron campeones del torneo Clausura, logrando su decimoquinto campeonato en la historia y el undécimo en la era profesional, una gloria que no gozaban desde 2005.

Ese logro hizo que la Federación Mexicana de Futbol lo eligiera para tratar de salvar el camino a Brasil, que parecía encaminarse a un seguro naufragio. "Estaba muy bien en América, pero estar en la Selección es otro mundo, es el máximo logro de un técnico, aunque mi objetivo no es nada más estar en este Mundial, deseo estar sentado hasta el 2018; ese es el reto que tengo", advirtió el estratega.

SE CIERRA EL CIRCULO
El ex defensa jugó 14 partidos para la Selección Mexicana e integró el equipo que perdió la final de la Copa América ante Argentina en 1993. Su debut como entrenador lo hizo con Atlante en 2002 y en el país ha dirigido a Monterrey, Veracruz, Tecos y América.

El estilo y carácter que impone a sus equipos también fue un sello de su época como jugador, pero esas características lo dejaron fuera del Mundial de Estados Unidos 1994. Miguel Mejía Barón, quien en ese entonces dirigía al "Tri", lo bajó de la convocatoria definitiva por su manera impetuosa y agresiva de jugar.

"No fue por una jugada que me bajaron, fue porque el entrenador no quiso llevarme. Hoy como técnico vivo el lado opuesto de la moneda, habías estado todo el proceso y, pensando que ibas a ir, te bajan del camión; y hoy sin haber estado todo el proceso, en el cierre te suben al camión", señaló Herrera.

Ahora, al pasar de los años y con las riendas del "Tri" en sus manos, Herrera deberá transmitir ese carácter a sus dirigidos para consolidarse en el puesto hasta la justa mundialista de Rusia 2018 y después dar el soñado paso a algún club europeo.

"Después del 2018 pensaremos, si hacemos bien las cosas, ir a Europa, pero hoy vamos a enfocarnos en el Mundial. Vamos a pensar en la selección y después, como se den las cosas, veremos qué es lo que viene", apuntó Herrera.