AFTEROFFICE
culturas

Piglia gana batalla para recibir tratamiento

Ni la parálisis gradual de sus músculos detiene a Ricardo Piglia. En medio de una batalla contra la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) y contra su servicio de prepaga que tiene con Médicus, ha logrado que la empresa acepte pagar su tratamiento.
Redacción
05 enero 2016 21:16 Última actualización 06 enero 2016 5:0
Piglia es considerado uno de los principales exponentes de las letras argentinas contemporáneas. (Tomada de Facebook)

Piglia es considerado uno de los principales exponentes de las letras argentinas contemporáneas. (Tomada de Facebook)

Ni la parálisis gradual de sus músculos detiene a Ricardo Piglia. En medio de una batalla contra la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) y contra su servicio de prepaga (un equivalente al seguro médico), que tiene con la empresa Médicus, ha logrado que la empresa acepte pagar su tratamiento.

También continúa escribiendo. Dice la periodista Leila Guerriero, en el diario El País, que ahora trabaja en una serie de relatos en los que aparece un personaje que nació en la novela Blanco Nocturno. Pero cada vez le es más difícil cultivar el oficio.

En septiembre de 2013, Ricardo Piglia fue diagnosticado con el mal, que provoca una atrofia muscular progresiva, pero la mente queda intacta. El avance de la enfermedad, que no tiene cura, obligó al autor de Los diarios de Emilio Renzi (Anagrama) a buscar alternativas en la medicina experimental. Ingresó en un protocolo para probar GM604, una droga fabricada en Estados Unidos, por los laboratorios Gevron. Después de un par de dosis ha visto mejoras, pero cada toma tiene un costo de 100 mil dólares.

Después de que Médicus se negara a pagar por el tratamiento, un juzgado argentino le ordenó cubrir la totalidad de la medicación. La petición fue reforzada mediante más de 40 mil firmas reunidas en el sitio change.org. Finalmente, la empresa anunció que accedería a cubrir los gastos del tratamiento.

Las muestras de apoyo al escritor continúan desde diversas latitudes. A través de un comunicado, el Fondo de Cultura Económica de México, editorial que publica su obra y que tiene una filial en Argentina, se adhirió ayer a la preocupación manifestada por familiares, amigos y lectores para que Médicus “se haga cargo con suma urgencia de la medicación que necesita”.

“El FCE se suma a ese pedido para que se facilite y materialice lo antes posible el acceso a un medicamento fundamental en la búsqueda de una mejoría en su grave estado de salud”, señala el comunicado.