AFTEROFFICE
culturas

Estado Islámico vende online arte mesopotámico

Utilizan las redes sociales para comercializar en miles de dólares las reliquias de las civilizaciones mesopotámicas, de acuerdo con la agencia Bloomberg. 
Eduardo Bautista
09 julio 2015 16:11 Última actualización 09 julio 2015 21:40
Son reliquias islámicas que ya se venden en la capital británica procedentes del mercado negro. (Tomada de Internet)

Son reliquias islámicas que ya se venden en la capital británica procedentes del mercado negro. (Tomada de Internet)

Los integrantes del Estado Islámico utilizan las redes sociales para comercializar en miles de dólares las reliquias de las civilizaciones mesopotámicas, de acuerdo con la agencia Bloomberg. De poco sirvió el centro de inteligencia digital que inauguraron los gobiernos de Estados Unidos y Emiratos Árabes Unidos; los extremistas burlan los candados occidentales.

El diario británico The Guardian informó ayer que decenas de piezas sumerias circulan en el mercado de arte londinense. Mark Altaweel, investigador del Instituto de Arqueología de Londres, visitó algunas tiendas de antigüedades. Allí se percató de que varios objetos eran originales.

Según Bloomberg, WhatsApp, Facebook e eBay son los sitios preferidos por los yihadistas para realizar sus negocios: el antropólogo estadounidense Amr Al Azm recibió un mensaje vía WhatsApp que le ofertó un jarrón mesopotámico en 250 mil dólares.

La estrategia del Estado Islámico en materia cultural tiene dos vertientes: una, destruir zonas arqueológicas para justificar su ideología extremista; y dos, vender las piezas pequeñas y transportables para financiar sus actividades bélicas. Así lo asegura Luisa Durán y Casahonda, especialista en arte antiguo de la Universidad Iberoamericana.

“Los extremistas destruyen lo que les conviene. El contrabando de arte antiguo ha crecido mucho en China y Rusia. En el mercado negro seguramente deben circular muchas otras piezas”, señala la académica.
Altaweel cree que la mayoría de los objetos provienen de Siria. En abril pasado los extremistas saquearon los museos más importantes de ese país. Alrededor de 15 mil antigüedades fueron hurtadas en cajas de madera. “La peor catástrofe que le ha ocurrido hasta ahora a la cultura siria”, dijo Maamoun Abdulkarim, presidente de la Dirección General de Museos y Zonas Arqueológicas de ese país.

“Esta destrucción ocurre de forma sistemática. El saqueo de sitios arqueológicos y museos ha alcanzado una escala industrial de aniquilación”, admitió Irina Bokova, directora general de la Unesco.