AFTEROFFICE
buena vida

Perfecta al altar

El encaje ilusión, en telas, y los modelos strapless, lo 'in' para que las novias luzcan en su enlace de bodas. Las líneas clásicas de un vestido de novia son: en A, de corte princesa o sirena. Sobre ellas, las marcas trabajan haciendo sus propuestas. La diseñadora Karen Sánchez comparte algunos consejos para elegir el idóneo.
Rosario Reyes
09 febrero 2015 23:23 Última actualización 10 febrero 2015 5:0
La silueta y la personalidad de la novia son tan determinantes como el lugar donde se va a casar. (Cortesía)

La silueta y la personalidad de la novia son tan determinantes como el lugar donde se va a casar. (Cortesía)

El vestido es el gran protagonista de cualquier boda, así que elegirlo es una tarea que lleva tiempo y hay ciertos detalles que no debe pasar por alto. Las líneas clásicas de un vestido de novia son: en A, de corte princesa o sirena. Sobre ellas, las marcas trabajan haciendo sus propuestas y cada vez es más frecuente que las novias elijan un modelo de diseñador, único y a la medida.

Si ha decidido lucir uno de éstos, es recomendable elegirlo unos cinco o seis meses antes del enlace, para que el representante en México tenga el tiempo suficiente de hacer el pedido y los ajustes necesarios, pues se trata de creaciones hechas a mano.

La diseñadora Karen Sánchez, con especialidad en Fashion Marketing, ex colaboradora de Oscar de la Renta y Vera Wang, comparte algunos consejos para elegir el idóneo.

La silueta y la personalidad de la novia son tan determinantes como el lugar donde se va a casar. “Las telas ligeras son recomendables para la playa o un jardín. Una tela muy pesada en invierno es ideal porque permite una gran cauda que te hace lucir espectacular”, dice la experta.
La adquisición se resuelve comúnmente en tres citas, y es preferible que en la segunda ya tenga los zapatos; si no los que llevará en la boda, sí unos lo más parecidos posible, pues el alto del tacón determina el largo.

Las tendencias
También en la alta costura para novias existen tendencias, comparte Karen Sánchez, fundadora de Atelier Nupcial que abrió recientemente en Polanco y Santa Fe, como representante exclusivo de Angel Sanchez, Ines di Santo y Jenny Packham. Para las damas, ofrece las creaciones de la firma Amsale Bridesmaids, que cuenta con una gran gama de estilos para cualquier tipo de silueta.

“En algunas temporadas se usa más pedrería que en otras, en invierno quizá se usen más encajes, telas un poco más dramáticas y hasta el uso del color. Muchos diseñadores salen del clásico blanco y marfil y se atreven a usar un rosa pálido, un menta pálido, justamente con la idea de que las novias un poco más arriesgadas puedan usarlo”.

Un detalle de esta temporada es el encaje ilusión, un tul transparente que provoca un lindo efecto. “Cuando te pones el vestido parece como si tuvieras el encaje marcado sobre tu piel”, explica Karen. Este material se usa tanto en escotes al frente, como en la espalda.

Esta temporada los strapless son muy populares y la diferencia la marca el diseño. Este estilo le queda bien prácticamente a cualquier silueta, lo que no sucede con el corte sirena, que es ideal para las novias más audaces y con una figura estilizada. La línea A y el corte princesa también se amoldan a cualquier cuerpo.