AFTEROFFICE
CULTURAS

Penacho de Moctezuma no podrá regresar a México... por ahora

Debido a que no existe la tecnología suficiente para trasladarlo, el polémico penacho de Moctezuma no podrá regresar a tierras mexicanas, de donde salió hace casi cinco siglos. 
Redacción
03 julio 2014 18:36 Última actualización 03 julio 2014 20:11
El penacho de Moctezuma dejó tierras mexicanas hace 495 años. (Tomada de www.weltmuseumwien.at)

El penacho de Moctezuma dejó tierras mexicanas hace 495 años. (Tomada de www.weltmuseumwien.at)

El Penacho de Moctezuma no regresará a México mientras no exista la tecnología necesaria para transportarlo. 

A pesar del exhaustivo proceso de restauración al que fue sometido en entre 2010 y 2012, el penacho de plumas de quetzal, guacamaya e incrustaciones de oro, playa y cobre seguirá en Austria, en el Museo de Etnología de Viena.

El documental Penacho de Moctezuma, plumaria del México antiguo 
(Jaime Kuri, 2014) señala que las turbulencias o vibraciones del avión podrían dañar irremediablemente el gran penacho mexica, el cual abandonó tierras mexicanas hace 495 años, cuando Moctezuma se lo regaló como gesto de bienvenida a Hernán Cortés, quien llegó al continente americano en 1519.

El ornamento podrá estar en México cuando exista la tecnología de punta capaz de fabricar aviones que emitan cero vibraciones. La transportación por tierra y/o aire tampoco es viable, ya que existirían las mismas o incluso mayores vibraciones. 

La polémica por el penacho de Moctezuma inició en 1991, cuando el entonces presidente Carlos Salinas de Gortari exigió al gobierno de Austria devolver la pieza. Sin embargo, los europeos jamás atendieron la petición. Veinte años después, en 2011, el gobierno de Felipe Calderón ofreció a los austriacos un intercambio: el penacho a cambio de la carroza de Maximiliano de Habsburgo. Nuevamente, la solicitud fue rechazada. 

Los investigadores de ambas naciones indicaron desde hace varios años que el estado frágil del penacho hacía casi imposible su traslado. Antropólogos, arqueólogos, botánicos, historiadores, sociólogos, químicos e historiadores han sido los protagonistas de la restauración de esta pieza de altísimo valor artístico, histórico, científico y estético. 

La hipótesis de la fragilidad del penacho fue reforzada esta vez por el documental de Jaime Kuri, el cual será transmitido por primera vez este mes de julio a través de TV UNAM. 

De acuerdo con información del diario español El País, "la ciencia ha desplazado a la diplomacia", pues aunque los gobiernos lleguen a un acuerdo, los investigadores se opondrían enérgicamente. 

María Olvido Moreno, conservadora del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM, dijo en entrevista con El País que “en un traslado las vibraciones aumentarían terriblemente y provocarían que las barbas de las plumas se desprendieran de su cañón. También provocarían que el filo de los discos de oro al moverse cortaran las plumas color marrón".

En la segunda mitad del siglo XIX, el penacho dejó de formar parte de la corte real y pasó a ser propiedad del Estado. Durante la Segunda Guerra Mundial, el penacho fue resguardado en el Banco Nacional Austriaco, y fue hasta 1961 cuando fue exhibido por primera vez al público en general en el Museo de Etnología de Viena, donde actualmente permanece. 

Pese a todas las investigaciones y estudios que se han realizado, hasta la fecha se desconoce cómo fue que el penacho de Moctezuma llegó a territorio austriaco. Lo único que se sabe es que hace casi cinco siglos Hernán Cortés se lo llevó a España, se lo regaló al Rey Carlos I y jamás regresó. 


Con información de Notimex