AFTEROFFICE
deportes

Peligra la marca de Ken Griffey Jr. en el Home Run Derby

El primera base de los Rangers de Texas, el canadiense Prince Fielder, buscará igualar hoy los tres títulos que el ex pelotero estadounidense, uno de los favoritos para ingresar al Salón de la Fama en 2016, consiguió en el Home Run Derby.
Ma. del Refugio Melchor S.
12 julio 2015 23:5 Última actualización 13 julio 2015 5:0
Con un nuevo formato, Fielder, campeón del duelo en 2009 y 2012, parece tener todo a su favor para igualar la marca de Ken Griffey Jr. (AP)

Con un nuevo formato, Fielder, campeón del duelo en 2009 y 2012, parece tener todo a su favor para igualar la marca de Ken Griffey Jr. (AP)

El canadiense Prince Fielder tenía tres años cuando Ken Griffey Jr. fue firmado por los Marineros de Seattle por 160 mil dólares en 1987. El primera base de los Rangers de Texas buscará igualar hoy los tres títulos que el ex pelotero estadounidense, uno de los favoritos para ingresar al Salón de la Fama en 2016, consiguió en el Home Run Derby.

La competencia de cuadrangulares es uno de los grandes atractivos previo a la celebración del Juego de Estrellas de las Grandes Ligas. Este año competirán dos candidatos a Novato del Año en la Liga Nacional (Joc Pederson y Kris Bryant), el dos veces ganador (Prince Fielder), un pelotero local (Todd Frazier, de los Rojos de Cincinnati, ciudad sede), uno de los jugadores activos con más jonrones de por vida (el dominicano Albert Pujols), dos antesalistas de mucho poder (Manny Machado y Josh Donaldson) y un debutante con gran potencia en el bat (Anthony Rizzo).

El cubano Yoenis Céspedes, vencedor en las dos últimas ediciones (2013 y 2014) anunció desde el mes pasado que no competiría si no lograba un lugar en el equipo de la Liga Americana. Con todo y sus 13 jonrones (uno menos que Fielder), el cubano ni siquiera pudo conseguir un lugar entre los suplentes.

Con un nuevo formato, Fielder, campeón del duelo en 2009 y 2012, parece tener todo a su favor para igualar la marca de Ken Griffey Jr., quien se lució mandando pelotas detrás de la barda en 1994, 1998 y 1999.

El clásico de media temporada se disputará en el Great American Ball Park de Cincinnati, el estadio que se construyó en 2003, donde jugó sus últimas temporadas Ken Griffey Jr., uno de los peloteros más talentosos en la historia del beisbol estadounidense, la mezclar su fortalece física y destreza en el juego con una peculiar sonrisa que le hizo ganarse la admiración de todos, aunque su vida también tuvo un episodio trágico.

El autor de 630 cuadrangulares en su carrera de 22 años tuvo que cargar con el peso del nombre de su papá, un trauma que estuvo a punto de costarle la vida cuando contaba con tan sólo 17 años.

Entonces era un joven problemático que ya había mostrado su talento en el campo de beisbol, pero también tenía muchos problemas con su famoso padre que ya era una figura consagrada en las Grandes Ligas.
En enero de 1988, Ken Griffey Jr. tomó 277 aspirinas en un intento de suicidio; afortunadamente la madre de su novia lo llevó a tiempo para que lograran estabilizar sus signos vitales en el Providence Hospital de Mount Airy, Ohio.

“Parecía que todos me estaban gritando, todo era beisbol, entonces fui a casa bastante enfadado”, reveló en una entrevista concedida a la publicación Seattle Times. “Me deprimí, me enojé y no quería vivir”. Ese episodio hizo madurar más rápido a Ken Griffey Jr., quien pronto logró superar las proezas de su progenitor.

El pelotero debutó finalmente con los Marineros de Seattle en 1989 a los 19 años y pudo jugar al lado de su padre por los siguientes dos años; Griffey fue reconocido como el Jugador Más Valioso del Juego de Estrellas de 1992.

Griffey Jr. se convirtió en el Jugador Más Valioso de la Liga Americana en 1997 con 56 jonrones y 147 carreras producidas, parte de una racha en la que pegó al menos 40 cuadrangulares en siete de ocho campañas. En el 2000 se mudó a su ciudad natal, Cincinnati, pero concluyó su carrera en Seattle (2010) donde todo comenzó.