AFTEROFFICE
deportes

Película sobre Pacquiao muestra su ascenso a la fama

Cuando era un boxeador novato y pobre en el sur de Filipinas, Manny Pacquiao comenzó su gran ascenso a la fama mundial no como el "Pacman", sino como "Kid Kulafu". Ese apodo da título a una nueva película sobre la infancia del púgil. Hoy es su estreno en el país asiático y el 24 de abril en EU y Canadá.
AP
15 abril 2015 14:24 Última actualización 15 abril 2015 14:26
"Tenía todas las excusas para fracasar: familia rota, sin comida, sin casa, ningún sitio al que ir, sin dinero... pero aun así perseveró", explicó Paul Soriano, director de la cinta. (AP)

"Tenía todas las excusas para fracasar: familia rota, sin comida, sin casa, sin dinero... pero aun así perseveró", explicó Paul Soriano, director de la cinta. (AP)

MANILA, Filipinas.- Cuando era un boxeador novato y pobre en el sur de Filipinas, Manny Pacquiao comenzó su gran ascenso a la fama mundial no como el Pacman, como se le conoce en ocasiones, sino como Kid Kulafu. Ese apodo, que da título a una nueva película sobre la infancia del púgil, se tomó de la etiqueta de un vino barato, ya que entonces reciclaba las botellas vacías para ganar dinero y ayudar a su familia.

Kid Kulafu se estrenó el miércoles en más de 70 cines de toda Filipinas antes de la gran pelea del 2 de mayo entre Pacquiao y Floyd Mayweather. La cinta se proyectará en salas de Estados Unidos y Canadá a partir del 24 de abril.

Producida con asesoría y colaboración de Pacquiao, la película muestra el empobrecido mundo en el que creció antes de convertirse en el único campeón de boxeo de ocho divisiones en el mundo, uno de sus deportistas mejor pagados y el miembro más adinerado de la Cámara de Representantes filipina.

"Tenía todas las excusas para fracasar: familia rota, sin comida, sin casa, ningún sitio al que ir, sin dinero... pero aun así perseveró, y eso es lo que quiero que vea la gente, que hoy está donde está debido al trabajo duro", explicó el director Paul Soriano en entrevista.

El boxeador de 36 años nació en una casa con tejado de paja y piso de tierra en las montañas de la provincia sureña de Bukidnon, en un momento en el que los milicianos anticomunistas luchaban contra insurgentes. Un brutal enfrentamiento cerca de la vivienda obligó a la familia a mudarse a la ciudad de General Santos, a una cabaña propiedad de su tío, Sardo Mejia.

También trabajó como tendero para Mejia y recogía sacos de botellas vacías de Vino Kulafu, que devolvía a los distribuidores a cambio de los depósitos por los envases. En un principio, Kulafu era un héroe de cómic filipino similar a Tarzán.

Pacquiao se sintió atraído por el boxeo tras ver cintas Betamax de combates de los pesos pesados con su tío. Mejia animó al joven a pelear y después le entrenó, aunque su madre detestaba ese deporte. Ella quería que su hijo fuera sacerdote, pero era demasiado pobre para meterlo en un seminario. Aun así, le inculcó una profunda espiritualidad y fe religiosa.

"En realidad, Kid Kilafu es una película sobre un chico que creció sin nada", dijo Soriano. "Todo lo que tenía en realidad era un sueño, y peleó y peleó y peleó hasta que hizo realidad esos sueños". La cinta de 110 minutos se realizó durante tres años, incluyendo dos de investigación y entrevistas llenas de emoción con el boxeador, familiares, amigos y ex entrenadores, dijo el director.