AFTEROFFICE
culturas
Ana Francis Mor, directora y dramaturga

Pelea contra inequidad de género, la 'madre de todas las batallas' 

En 'Testosterona', de Sabina Berman, la equidad de género se llena de humor; su directora, Ana Francis Mor, asegura que en estos momentos se está librando la madre de todas las batallas, que es el combate a este fenómeno.
Rosario Reyes
08 enero 2018 22:22 Última actualización 09 enero 2018 5:0
ana francis mor

(Especial)

Recientemente, en la lucha por la equidad entre hombres y mujeres la ultraderecha religiosa ha encontrado una nueva amenaza, a la que ella llama “ideología de género”.

El 26 diciembre pasado, en un comunicado oficial, el Ministerio de Educación de Paraguay prohibió los textos que promuevan la igualdad sexual. En una entrevista con Paloma Sánchez, de El Heraldo de Chihuahua (publicada el 1 de enero de este año), el vocero de la Arquidiócesis de ese estado, Gustavo Sánchez Prieto, aseguró que aquel sistema educativo está “manipulado” por esa “ideología”, tal como “lo hizo Hitler en la Alemania nazi”.

Se trata en ambos casos -según la directora Ana Francis Mor- de una campaña de desprestigio contra el feminismo. “No hay ningún grupo de mujeres en el mundo que se esté reuniendo para matar hombres. Mucho menos para invadir Polonia”, ironiza.

Francis Mor dirige Testosterona, de Sabina Berman, que se estrena este jueves en el teatro El Granero, cuya trama se centra en la elección del nuevo director de un influyente periódico, entre una joven poco experimentada y un veterano del oficio.

Ana aborda esta obra desde la comedia, con licencia de la autora. “Estoy apostándole al humor. Desde su primera novela, La mujer que buceó en el corazón del mundo, Sabina explora las formas sobre las cuales se está acomodando la sociedad mexicana. Sobre todo en las diferencias entre el mundo vertical, capitalista, y el mundo horizontal, que pretenden casi todos los movimientos independientes, entre los cuales se encuentra el feminismo”.


___¿Por qué han surgido conceptos como “ideología de género”?
___Es tan sencillo como explicar la esclavitud. A un esclavo se le coloca un grillete, pero si se le requiere para cumplir ciertas tareas se le coloca una cadena un tanto larga. Eventualmente, esa persona se podría rebelar y, si lo hace, tiene que ser violentada. La esclavitud no se mantiene con un trato amable. Lo que pasa con la igualdad de género y el feminismo es que las mujeres ya nos dimos cuenta de la esclavitud a la que hemos estado sometidas por una idea de dominio género.

___¿Cuánto ha cambiado la lucha feminista en los últimos años?

___Se está librando la madre de todas batallas, que es la de la desigualdad de género. Las mujeres estamos hasta la madre de inequidad y cada vez somos más las que protestamos. Durante la marcha de hace un año en Estados Unidos, las mujeres se llamaron abiertamente feministas en contra de Donald Trump. Y eran miles. Creí que eso no lo vería en mi vida. Esta actitud ya no tiene vuelta. Ya probamos la libertad de trabajar en lo que nos gusta; tener hijos o no tenerlos, un montón de decisiones sobre nuestras vidas. ¿Quiénes van a querer regresar a lavar los platos en casa?

___¿Cuál es la amenaza que ven los detractores del feminismo?
___Perder los privilegios. Los hombres tienen muchos privilegios sólo por ser hombres. Y muchas mujeres también participan de esas costumbres. En la tradición de que ellas son las “reinas del hogar” y ellos “de la calle”, hay un supuesto equilibrio de territorios de poder. Pero sólo el 2 por ciento de los títulos de propiedad en el mundo están a nombre de mujeres. Y, en muchos casos, son ellas las que las cuidan y mantienen sin ser sus dueñas. El mundo está hecho aún para ellos.

___¿Y el temor de los círculos religiosos?
___Hay que aclarar que es la ultraderecha religiosa. Yo soy católica y estoy en contacto con muchísimas personas de esa Iglesia que están luchando por la equidad. Es minúsculo el grupo radical, pero tiene mucho poder. Y es peligroso porque se une con las fuerzas económicas y políticas. Esta ola de ataque hacia el feminismo, hacia las mujeres, nombrando nuestros derechos como “ideología de género”, es una estrategia bien estructurada para desprestigiar el avance, tachándolo de que vamos en contra de quién sabe qué cosa. Me parece un asunto de risa malsana.

La trama de 'Testosterona sucede en el ámbito laboral, donde las mujeres están dando la batalla de una manera más visible

ACUDE
¿Qué? Testosterona. Con Cecilia Suárez y Enrique Arreola
¿Dónde? Teatro El Granero del Centro Cultural
del Bosque. Reforma y Gandhi, Chapultepec
¿Cuándo?
Del 11 de enero al 18 de febrero. Jueves
y viernes, 20:00; sábado, 19:00; domingo, 18:00 horas
Costo: 150 pesos


___¿De dónde proviene la desigualdad?
___Es algo histórico, desde el día uno. Desde Lilith, a la que la borraron de la Biblia. Las construcciones sociales se han ido dando de determinadas maneras y en esta construcción social que llamamos Occidente -o eso que llamamos democracia- se supone que todos los seres humanos nacemos libres e iguales, pero eso es una ficción, como todas las sociedades y todas las creencias. El establishment sostiene que las mujeres y los hombres somos distintos, que nos tocan cumplir ciertas tareas y a ellos otras. La verdad es que aún prevalece la costumbre de que debemos obedecerlos (al padre, al hermano, al esposo), y por nuestro bien.

___¿Cómo surgió la conciencia femenina sobre esa iniquidad?
___Por la misma libertad de pensamiento. ¿Cómo escribió Mary Shelley Frankestein, cómo escribió Virginia Woolf la idea de que las mujeres necesitamos una habitación propia, o Sor Juana su poesía a pesar de estar encerrada? Porque su cabeza estaba libre. Este mundo desequilibrado, violento y brutal indica que las cosas no andan bien; hace falta que el mundo se vuelva más horizontal. ¿Qué pasaría si los diputados y senadores pudieran llevar a sus hijos a la Cámara? Estos mismos a los que les pagamos la borrachera en la comida con nuestros impuestos. ¿Se tomarían varios tragos si por la tarde tuvieran que cuidar a sus hijos en el trabajo porque sus esposas tienen otros compromisos?

___¿Cómo ha cambiado el rol masculino?
___El 30 por ciento de los padres mexicanos están ausentes de la crianza de sus hijos; eso no indica que los del 70 por ciento restante en efecto contribuyan a su manutención y cuidado. Hay un tema interesante: el 95 por ciento de los asesinatos de mujeres son perpetrados por sus parejas. La violencia doméstica ha contribuido a que las mujeres defiendan con mayor empeño sus derechos.

___¿Por qué se habla de feminazismo?

____Es parte de las series de ataques y de desprestigio. No existe en el mundo ningún grupo de mujeres que pida en sus demandas que los hombres no estudien, que les corten una parte de su cuerpo o que no tengan relaciones sexuales, que sufran de alguna u otra manera. La mayoría de las feministas que conozco es heterosexual, tiene novio, marido, hijos. Ese concepto es una mentira. Las feministas somos una fuerza muy poderosa, pero no tenemos dinero ni puestos de poder para tener avances políticos sobre nuestros objetivos. Lo único que tenemos es la confianza de que estamos haciendo las cosas por el bien de muchos y no sólo de las mujeres.

Sign up for free