AFTEROFFICE
deportes

Pelé sale del hospital; continuará con la recuperación en su casa

En una conferencia de prensa transmitida por televisión el rey Pele dijo estar sorprendido y preocupado por la repentina infección que lo mantuvo dos semanas hospitalizado, pero aseguró que ya está listo para los Olímpicos de 2016 en Río.
AP
09 diciembre 2014 12:28 Última actualización 09 diciembre 2014 12:42
Pelé

"Me conmovieron los mensajes que recibí de todo el mundo", dijo el astro del futbol brasileño. (AP)

SAO PAULO.- Pelé fue dado de alta luego de estar hospitalizado dos semanas y pasar un "susto" por una infección del tracto urinario.

"Realmente fue un susto", expresó el astro brasileño de 74 años, en una conferencia de prensa que fue transmitida por la televisión brasileña. "Me sorprendió lo que pasó. Por supuesto que estaba preocupado, pero nunca tuve miedo de morir".

La leyenda del futbol dijo que está bien y bromeó que estará listo para jugar por Brasil, como uno de los tres refuerzos mayores de 23 años que podrán disputar el torneo de los Juegos Olímpicos de 2016 en Río de Janeiro.


"Todo está bien ahora, gracias a Dios. Ya me recuperé", indicó. "Ya estoy preparándome para los Juegos Olímpicos".

Los médicos dijeron que Pelé continuará con su recuperación en su casa y tendrá que descansar por alrededor de una semana. También tendrá que realizar fisioterapia para recuperar la masa muscular que perdió en el tiempo que estuvo hospitalizado.

Pelé estuvo internado varios días en la unidad de cuidados intensivos para someterse a hemodiálisis para ayudar el funcionamiento de su único riñón. Al tres veces campeón mundial le sacaron el otro riñón cuando todavía jugaba. Los médicos dijeron que Pelé tuvo que permanecer hospitalizado porque su cuerpo no respondió bien al tratamiento, pero aseguraron que su vida nunca corrió peligro.

La infección se produjo a raíz de una cirugía el 13 de noviembre para sacar cálculos renales, situación que obligó al exfutbolista a cancelar una actividad en el museo que lleva su nombre en la ciudad de Santos. Pelé fue dado de alta pocos días después de la operación, pero tuvo que regresar cuando se detectó la infección.

El estado de salud de Pelé fue seguido de cerca en Brasil y en el resto del mundo, aunque sus allegados siempre restaron importancia a la situación, y el propio exjugador utilizó sus cuentas en las redes sociales para afirmar que estaba bien.

La semana pasada, Pelé grabó un video desde su habitación del hospital, en la que tocó guitarra y agradeció por las oraciones y los buenos deseos de sus fanáticos.

"Me conmovieron los mensajes que recibí de todo el mundo", dijo.

Pelé, el máximo goleador en la historia del futbol, es un ídolo en Brasil y su popularidad se extiende por todo el planeta, a pesar de que se retiró de las canchas hace unas cuatro décadas.