AFTEROFFICE
Reflector

Paul McCartney llega a acuerdo con Sony

El exbeatle y la compañía hicieron un pacto respecto a los derechos de más de 250 canciones que compuso junto con John Lennon y temas de su carrera como solista, según documentos de un tribunal de Manhattan consultados por Reuters.
Reuters
30 junio 2017 13:47 Última actualización 30 junio 2017 13:47
Paul McCartney (Reuters)

Paul McCartney (Reuters)

Paul McCartney alcanzó un acuerdo confidencial en su demanda contra Sony/ATV Music Publishing en la que reclama los derechos de las canciones de The Beatles.

El acuerdo conocido gracias a documentos presentados en una corte de Manhattan pone fin al intento preventivo de McCartney, para asegurar que los derechos, otrora propiedad de Michael Jackson, pasen a ser de su propiedad a partir de octubre de 2018.

El juez Edgardo Ramos firmó una orden rechazando el caso, pero accedió a revisarlo si surge una disputa. La solicitud de rechazo fue presentada por Michael Jacobs, abogado de McCartney, en nombre del cantante y de Sony/ATV.

No quedó claro cómo afectará el acuerdo a los reclamos de McCartney. No se pudo localizar de inmediato a los representantes del ex integrante del cuarteto de Liverpool para comentar la situación.

McCartney presentó una demanda el 18 de enero en busca de una declaración que constate que puede reclamar más de 260 derechos de autor, incluidas canciones compuestas por él y John Lennon como ‘I want to hold your hand’, ‘Yesterday’ y ‘Hey Jude’. También hay temas como ‘Maybe I'm amazed’, de su carrera solista.

El exbeatle fue superado por Jackson en la subasta realizada en 1985 por los derechos de las canciones de The Beatles, que pasaron luego a Sony/ATV, una compañía conjunta con Sony. La propiedad de la fallecida estrella del pop vendió su parte a Sony por 750 millones de dólares el año pasado.

McCartney litigó durante un mes y medio después de que un tribunal británico afirmó que el grupo de pop Duran Duran no podía reclamar los derechos de sus canciones, en este caso contra la unidad de Gloucester Place Music de Sony/ATV.

Cambios introducidos en 1976 a la ley de derechos de autor en Estados Unidos permitieron a artistas como McCartney reclamar los derechos de las canciones una vez transcurrido un periodo de tiempo.

En su demanda, el intérprete de ‘Live and let die’ dijo que quiere ejercer sus derechos sobre las composiciones de The Beatles a partir del 5 de octubre de 2018, empezando por ‘Love me do’.