AFTEROFFICE
culturas

Patricia: una mujer de fe ante el Apocalipsis

Patricia Reyes Spíndola es la única actriz mexicana que forma parte del elenco de la serie "Fear The Walking Dead", producción que se estrena este domingo 23 a las 20:00 horas por AMC. Ella afirma que es una mujer de fe, "a mí me ha sostenido siempre", afirma en entrevista.
Rosario Reyes
19 agosto 2015 23:7 Última actualización 20 agosto 2015 5:0
Rubén Blades y Patricia Reyes Spíndola, en una imagen de la serie "Fear The Walking Dead", que se estrena este domingo. (Cortesía)

Rubén Blades y Patricia Reyes Spíndola, en una imagen de la serie "Fear The Walking Dead", que se estrena este domingo. (Cortesía)

Es la única mexicana en el elenco de la serie Fear The Walking Dead, que se desarrolla en los días previos al Apocalipsis. Esta producción se estrena el domingo 23 a las 20:00 horas por AMC, simultáneamente a la premier estadounidense. De acuerdo con el canal, que ha realizado series como Breaking Bad y Mad Men, se transmitirá en 125 países en América Latina, Europa, Asia, África y Medio Oriente.

Recomendada por Marius Bieigai (con quien compartió elenco en Los héroes del norte), la actriz favorita de Arturo Ripstein tuvo contacto con un mánager en Los Ángeles que le consiguió un casting, pero no pudo acudir pues estaba de gira con la obra Made in México. Entonces, envió una prueba grabada con un teléfono celular, que cautivó tanto al director Adam Davison, quien obligó el retraso de las grabaciones hasta que Patricia Reyes Spíndola pudiera integrarse al reparto en Vancouver.

El elenco multinacional integrado por Kim Dickens, Cliff Curtis, Frank Dillane, Rubén Blades y Reyes Spíndola, entre otros, está confirmado para una segunda temporada, que constará de 15 capítulos y se estrenará en 2016. La actriz, quien en septiembre viajará a Venecia para presentar junto con Arturo Ripstein La calle de la amargura en la competencia oficial de La Mostra, habla sobre su oficio y otros aspectos de su fuerte personalidad.

___¿Es una mujer de fe?
___Sí, dicen que la fe mueve montañas. A mí me ha sostenido siempre y cuando leí que Griselda, mi personaje, es una mujer muy creyente, me sentí identificada con ella.

___Frente a los zombis hay muy poco qué hacer, ¿cuánto aporta esta actitud en la serie?
___Cuando entran en crisis sale lo mejor y lo peor de los seres humanos. Eso lo veremos en estos capítulos; ella se sostiene con esa fe y se encomienda a Dios. Somos los Salazar, Rubén Blades es mi marido, tenemos una hija y somos una familia trabajadora que fue a buscar el sueño americano. Él es un barbero y tenemos una pequeño negocio dentro de nuestra casa. Griselda no sabe bien lo que sucede, pero se da cuenta de que es algo terrible ante lo que no queda más que rezar.

___Usted ha dicho que se considera una mujer afortunada por participar en esta serie, ¿no era natural que fuera elegida, teniendo una trayectoria de más de 40 años?
___Pues no, porque no me conocen en Estados Unidos. Simplemente llegó mi oportunidad. Le gustó al director. Quizá me googlearon y vieron que trabajo mucho en mi casa. Hago películas desde 1973. Y en el 82 entré a la televisión. Es verdad, llevo mucho tiempo trabajando.

___¿Cómo empezó su colaboración con Arturo Ripstein?
___Hace unos 14 años hicimos nuestra primera película y seguimos. El 10 de septiembre presentamos en Venecia La calle de la amargura, una historia muy ripsteiniana sobre dos prostitutas viejas que somos Nora Velázquez y yo. Ayer me enteré que ya tenemos distribuidor, es una coproducción, como todas sus películas con España y se estrenará en Europa, donde tiene muy buena acogida y se va a presentar en varios festivales hasta que acabe el año. He trabajado mucho con él también en telenovelas como Triángulo. De hecho, lo primero que hice con él: como standing de Diana Bracho en El castillo de la pureza.

___¿Está lista para vivir su propio sueño americano?
___Sí, espero que se abran otras puertas, que me inviten a hacer otras cosas. Todo lleva tiempo. Si algo he aprendido en esta carrera es que se tiene que tener pasión, paciencia y disciplina. Es una de mis bases. En la escuela les digo a los alumnos que con esos tres ingredientes pueden sobrevivir en este oficio.

___Sobrevivir es algo que ha conseguido no sólo artísticamente, sino al superar el cáncer de mama...
___Sí, y estoy muy bien. Antes de irme a grabar Fear The Walking Dead me hice todos mis exámenes y saqué 10. Ha sido un gran año: publiqué mi libro, estoy en la serie, me voy a Venecia con la película, no puedo pedir más. Hice un corto que se llama La teta de Botero, con Humberto Busto, y en noviembre vamos a hacer una presentación con Fucam (Fundación de Cáncer de Mama A.C.) y Johnson & Johnson, una empresa que ha apoyado mucho a las mujeres que lo padecen. Estoy buscando editar un libro con las fotos que me tomó Pedro Torres durante mi rehabilitación para fortalecer la lucha contra ese mal.

___¿No se une a las actividades de concientización que se hacen en octubre?
___Precisamente, se llama Octubre rosa tiene 365 días, porque sólo nos acordamos en ese mes que hay que hacerse la mamografía y se difunde información sobre este padecimiento. Pero el cáncer igual ataca en enero, que en febrero; en marzo que en abril. A mí me lo dijeron en un noviembre, por eso quiero hacer esa presentación; tenemos la idea de hacer una subasta de anillos “Comprométete” y con lo que se recupere vamos a trabajar con otra fundación que se llama Salvati, que brinda terapias. Ponerse prótesis es muy doloroso y costoso. Una vez superada la metástasis se necesita una recuperación permanente.

___¿En qué está trabajando ahora?
___Como siempre que termino un proyecto: vuelvo a ser actriz desempleada.

La preferida de Ripstein
Ganadora del Ariel por la cinta Actas de Marusia, de Miguel Littín, Patricia Reyes Spíndola asegura que nació actriz. Es maestra desde los 21 años y en 1985 fundó la escuela de actuación M&M Studio.

Su primer estelar en cine fue Los motivos de Luz, de Felipe Cazals, en 1979 -una cinta multipremiada- y una década más tarde protagonizó La reina de la noche, sobre la cantante Lucha Reyes, dirigida por Arturo Ripstein, quien desde entonces la llama para todas sus películas, la más reciente, La calle de la amargura, competirá en los festivales de Venecia y Toronto.