AFTEROFFICE
deportes

Paso desafiante…

El sudafricano Wayde Van Niekerk y la etíope Almaz Ayana van tras los récords mundiales de 400 y 5 mil metros, respectivamente, en la quinta fecha de la Diamond League en Roma.
Alain Arenas
01 junio 2016 22:40 Última actualización 02 junio 2016 5:0
Wayde van Niekerk

La etíope Almaz Ayana ganó el título de los 5 mil metros y Wayde van Niekerk lleva el atletismo en el ADN. (Especial)

Dieciséis de las 17 mejores marcas en la historia de los 400 metros planos, incluido el récord del mundo de Michael Johnson (43.18 segundos), son propiedad de estadounidenses. La excepción es el tiempo conseguido por el sudafricano Wayde van Niekerk, quien marcó 43.48 segundos el 25 de junio del año pasado en Beijing, China, el sexto mejor registro de la disciplina y el mejor en los últimos ocho años.

Van Niekerk lleva el atletismo en el ADN. Odessa Swarts, su mamá, fue una corredora de 100 y 200 metros, pruebas en las que registró récords nacionales en Sudáfrica, pero no pudo competir a nivel olímpico en los Juegos de Barcelona 1992 debido a que el Comité Olímpico Internacional suspendió a su país por el apartheid (un sistema que discriminaba a la raza negra sudafricana). Wayne van Niekerk, su papá, compitió en salto de altura durante la secundaria y preparatoria. “No sólo me gusta el atletismo por mis padres, también el resto de mi familia hace deporte, pero todos me impulsan”, compartió el deportista en 2015.

Aunque no tiene experiencia en Juegos Olímpicos, el atleta de 23 años se consagró en los Campeonatos Mundiales de Atletismo de 2015, en los que venció a Kirani James y LaShawn Merrit, quienes ostentaban los títulos de 2011 y 2013, respectivamente.

Su juventud no ha sido pretexto para poner su nombre en alto y generar grandes expectativas sobre su desempeño, debido a que registró su mejor tiempo cuando tenía 22 años, lo que lo posiciona como el más joven en entrar al Top 10. Michael Johnson impuso el récord mundial cuando tenía 32. Harry Reynolds, en segundo lugar, lo consiguió a los 24. La tercera y cuarta posición, también pertenecientes a Johnson, las fijó cuando tenía 28 y 27, respectivamente. Jeremy Wariner, quien ocupa el quinto puesto, lo alcanzó a los 23.

Pero no sólo se ha destacado en los 400 metros. El sudafricano también compite en 100 y 200 metros, en las que obtuvo registros de 9.98 (marzo pasado en Bloemfontein, Sudáfrica) y 19.94 (julio de 2015 en Lucerna, Suiza). Con los tiempos que registró se convirtió en el único atleta en la historia que ha logrado correr las tres pruebas en menos de 10, 20 y 44 segundos, respectivamente.

“Para los Juegos Olímpicos estoy solamente enfocado en la prueba de 400 metros”, explicó el mes pasado, previo a la celebración de la quinta fecha de la Diamond League que se disputa hoy en Roma. “Me siento en muy buena forma y mis resultados recientes me dan confianza. No creo que sea prudente correr otras pruebas en Río, aunque reconozco que me sentí feliz por la marca que rompí”.

FAVORITA PARA RÍO
En los mismos Campeonatos Mundiales de Beijing en 2015, la etíope Almaz Ayana ganó el título de los 5 mil metros, con lo que se colocó en el número uno del ranking de la IAAF (Federación Internacional de Ateltismo, por sus siglas en inglés) y marcó el tercer mejor tiempo en la historia de la prueba con 14.14.32 minutos. Se quedó a tres segundos de romper el récord mundial de Tirunesh Dibaba (14.11.15), pero no se conformó con esos resultados. Dos meses después, en Saint-Denis, Francia, marcó el décimo mejor tiempo de la disciplina (14.21.97) y apenas el 22 de mayo en Rabat, Marruecos, dio la quinta mejor marca en la prueba (14.16.31).

Ayana también es considerada favorita para ganar hoy en la pista del Estadio Olímpico de Roma y también para obtener la medalla de oro en los Juegos de Río 2016, según publica La Gazzeta dello Sport, debido a que las hermanas Tirunesh y Genzebe Dibaba, las otras favoritas, no participarán en la prueba debido a que la primera anunció su retiro el año pasado y la segunda anunció que participará en los mil 500 metros.