AFTEROFFICE
BUENA VIDA

Flyboard, la tabla voladora

"Flyboard" es una tabla que te impulsará hasta 10 metros sobre el agua y te retará a planear y girar como un ave. Una vez suspendido en el aire, es la suerte la que dictará su camino. 
Carlos Zulbarán
09 octubre 2014 20:58 Última actualización 10 octubre 2014 5:0
Etiquetas
Una tabla con la que podrás tocar el cielo. (Tomada de FB)

Una tabla con la que podrás tocar el cielo. (Tomada de FB)

Convierta en adicción la oportunidad de tocar el cielo. Recorra el aire en busca de esa sensación de libertad que se transforma en adrenalina al observar la inmensidad del mar, con una vista inigualable para narrar lo que se encuentra más allá del horizonte.

Este episodio de su vida se llama Flyboard, un mecanismo que lo impulsará hasta 10 metros sobre el agua y lo retará a planear y girar como un ave.

El primer paso es calzarse las botas que van sujetas a una tabla. Lo siguiente, volar y hacer la serie de “suertes” que se le ocurran. Necesita de una moto acuática que supere la potencia de los 135 caballos de fuerza. Un instructor estará a su lado para ofrecerle la debida capacitación de cómo funciona y qué hacer. Cuando esté en el aire, el guía es quien opera la propulsión del agua necesaria para que lo realice.

1
   

    

Flyboard

No se preocupe por el estrés primerizo o las burlas porque no maniobra correctamente; cuando descienda de esta experiencia, podrá decir que ha realizado lo mismo que estrellas de Hollywood como Leonardo Di Caprio, Vin Diesel o Tom Cruise.

Su reto es afianzarse en el aire por medio de los estabilizadores que le permitirán lograr un vuelo equilibrado y que no parezca que sólo ha sido atado a la manguera de agua que permite la propulsión. Existen dos opciones para disfrutar de esta experiencia: puede adquirir el paquete que incluye sólo el Flyboard y el cual será manejado por el operador, o controle usted mismo la aceleración de la propulsión del agua y de la máquina.

Depende de la altura que obtenga, realizará vueltas y piruetas como un doble backflip (doble mortal) o un spin (giro) de 180 hasta 960 grados. Si lo prefiere, podrá simular a los delfines, es decir, saltar en el agua, entrar y salir. Una de las compañías que ofrecen este servicio es Rental Centers, en Cancún, donde podrá vivir esta experiencia durante 30 minutos.

Esta actividad es apta para cualquier persona sin importar género, condición física o altura. La única restricción es tener un peso mayor de 40 kilos y se recomienda a personas mayores de 16 años. Pero con las precauciones que los instructores ofrecen, los niños también pueden atreverse a cruzar el cielo por encima del mar.

1
   

   

Flyboard
1
   

   

Flyboard