AFTEROFFICE
buena vida

Un viaje entre el pasado y el presente, sobre la nieve

Esta ciudad de Utah (EU) es mucho más que sus montañas nevadas, cuyos yacimientos de plata en el siglo XIX atrajeron a sus pobladores. Park City se estableció oficialmente alrededor de 1880.
Myrna I. Martínez
19 enero 2016 20:40 Última actualización 20 enero 2016 5:0
Lugar histórico. Este pueblo de Utah se ha convertido en el destino para esquiar más grande en Estados Unidos. (Cortesía)

Este pueblo de Utah se ha convertido en el destino para esquiar más grande en Estados Unidos. (Cortesía)

Si visita Park City, a 32 kilómetros de Salt Lake City, ya sea para esquiar en invierno, asistir al festival de Sundance o hacer bicicleta de montaña en verano, no olvide recorrer las entrañas de este pueblo.

En el centro convergen esquiadores, apasionados del cine y aventureros. Es inevitable recorrerlo y visualizar una estampa del viejo oeste. Las fachadas de sus casonas recuerdan que fue un importante pueblo minero en el siglo XIX.

Los primeros en llegar fueron pioneros mormones en 1847, pero durante la Guerra Civil, soldados encontraron yacimientos de plata. La fiebre por el hallazgo se contagió en toda la zona y se empezó a poblar de gente que soñaba con hacerse millonaria. Park City se estableció oficialmente alrededor de 1880.

1
LUGAR HISTÓRICO


Park City

En la calle principal hay restaurantes de autor y cocina internacional, pubs y bares, tiendas de lujo con ropa de invierno (entre ellas Gorsuch), galerías de arte, cafés, heladerías o chocolaterías con inmensas manzanas cubiertas de caramelo y otros toppings. Cuando se está a menos cero grados, el conteo de calorías pasa a segundo término.

También se encuentra un pequeño museo rústico con la historia del pueblo. Ahí se exhiben objetos y vehículos del siglo XIX, una carroza, un carro de bomberos y elevadores y vagones usados durante la explotación de las minas de plata.

Una de las curiosidades, y más para los amantes de los deportes de invierno, son los primeros esquís, que en realidad son un par de tablas de madera con una correa.

La gente empezó a esquiar en Park City a mediados de los años 40, y se constituyó oficialmente como resort en la década de los 60, en parte como estrategia para reactivar el turismo y la economía tras terminarse la plata en las minas. El plan dio resultado y actualmente es el destino para esquiar más grande en Estados Unidos.

Desde el siglo XIX, el teatro y el entretenimiento fueron parte de la cotidianidad. El Teatro de la Ópera fue el primero y el más popular por sus espectáculos de vaudeville, pero su esplendor terminó en 1898, cuando un incendio devastó parte del pueblo. En 1926, cerca de ahí, se inauguró el Teatro Egipcio, además de ser el espacio más importante para las artes, también es sede del festival de cine de Sundance (este año del 21 al 31 de enero).

A pesar de que Utah fue de los primeros estados en prohibir el alcohol en Estados Unidos, durante la época de la llamada ley seca, en Park City existían más de una veintena de bares, y según información del museo, cualquier alma sedienta podía encontrar alcohol sin ningún problema. Ese espíritu se mantiene.

En la High West Distillery and Saloon, fundada alrededor de 1870, se puede vivir la experiencia de estar en un salón antiguo y tomar un whiskey. A este sitio se puede llegar en automóvil, caminando y, por qué no, esquiando. La cantina inspirada en los cowboys tiene como especialidad los whiskeys de la casa. Si no sabe cuál ordenar, pida una degustación de cuatro diferentes: Double Rye!, Rendezvous Rye, American Prairie y Campfire; las notas de cata varían significativamente de uno a otro, van de lo dulce a lo extra ahumado. También ofrecen tours a la destilería ubicada a 32 kilómetros de la ciudad.