AFTEROFFICE
deportes

Paris Saint-Germain, campeón en la Copa
de la Liga en Francia

Edinson Cavani anotó los dos tantos que le permitieron imponerse este sábado 2-1 al Olympique de Lyon. Fue el cuarto título en el certamen, con lo que se consagró el máximo ganador de la Copa, con un cetro más que Marsella y Burdeos.
AP
19 abril 2014 18:13 Última actualización 19 abril 2014 18:26
"La Copa de la Liga era un objetivo importante para nosotros", afirmó Cavani. (Reuters)

"La Copa de la Liga era un objetivo importante para nosotros", afirmó Cavani. (Reuters)

El Paris Saint-Germain (PSG) gana la Copa de la Liga en Francia, al derrotar 2-1 al Olympique de Lyon. El brasileño Maxwell entró al área por la izquierda antes de servir al uruguayo Cavani, que de algún modo consiguió meterse entre tres defensores para empujar el balón a las redes, antes de chocar con el propio compañero que le había dado la asistencia, a los cuatro minutos.

Cavani amplió al doble la diferencia a los 33, al convertir un penal, después de que se marcó una falta polémica del arquero Anthony Lopes cometió sobre Lucas Moura. La repetición mostró un contacto aparentemente accidental y fuera del área entre Lopes y Moura cuando ambos saltaron para disputar un largo pase.

"La Copa de la Liga era un objetivo importante para nosotros", afirmó Cavani. "Queríamos poner fin a esta mala racha". A comienzos de este mes, el PSG fue eliminado por el Chelsea de la Liga de Campeones de Europa. Hace una semana cayó 1-0 ante el propio Lyon en la liga.

Alexandre Lacazette, delantero del Lyon, hizo el único tanto de su equipo el sábado, mediante un tiro de larga distancia a los 56. PSG era el amplio favorito, pese a carecer de su astro sueco Zlatan Ibrahimovic por lesión. Marcha como líder en la liga, con una ventaja de 10 puntos sobre el Mónaco cuando restan cinco fechas. Lyon se ubica quinto y pelea por un puesto en las copas europeas.

Cavani había tenido problemas al asumir el único papel protagónico en el ataque ante la ausencia de Ibrahimovic por un problema en una corva. Pese a los dos goles, se perdió también algunas oportunidades el sábado.

A los 11 minutos, luego de salirse de la trampa del fuera de juego quedó en un mano a mano, pero definió mal, entregándole el balón a Lopes. Tres minutos después, obligó a que el arquero realizara una gran atacada a un disparo de volea, desde fuera del área. Y a los 36, desmarcado, en los linderos del área chica, pero disparó por arriba del arco.

"Les he dicho que él es un goleador", dijo el técnico del PSG, Laurent Blanc. "Es un goleador con sus momentos de duda, ya sea porque esté volviendo de una lesión o por ocupar una posición que no necesariamente le favorece, pero es un jugador que anota. Necesitábamos ser pacientes y él dio su mejor respuesta en la cancha".