AFTEROFFICE
deportes

Paraguay se reestructura de la mano de Ramón Ángel Díaz

El equipo paraguayo no pudo calificar al la Copa del Mundo Brasil 2014 y ahora inicia su reestructuración con el entrenador que triunfó como técnico y jugador de River Plate, una apuesta sensata para un representativo que sólo ha llegado una vez en su historia al quinto partido.
Ma. del Refugio Melchor
29 marzo 2015 21:18 Última actualización 30 marzo 2015 5:0
Ahora toca el turno de enderezar el rumbo a Ramón Díaz, quien conoce perfectamente las virtudes y defectos de los paraguayos. (Archivo)

Ahora toca el turno de enderezar el rumbo a Ramón Díaz, quien conoce perfectamente las virtudes y defectos de los paraguayos. (Archivo)

La Selección de Paraguay empató sin goles ante Costa Rica en el debut del técnico argentino Ramón Ángel El Pelado Díaz. El amistoso disputado el 26 de marzo en San José dejó una buena impresión de los sudamericanos, que estuvieron más cerca del triunfo gracias a su juego defensivo y sus contragolpes, el sello que le ha permitido triunfar a Díaz como estratega.

El equipo paraguayo no pudo calificar al la Copa del Mundo Brasil 2014 y ahora inicia su reestructuración con el entrenador que triunfó como técnico y jugador de River Plate, una apuesta sensata para un representativo que sólo ha llegado una vez en su historia al quinto partido.

Con ocho apariciones en Mundiales, Paraguay consiguió su mejor lugar en Sudáfrica 2010 al finalizar en la octava posición y un año después fue subcampeón de la Copa América bajo el mando del argentino Gerardo Martino.

Sin embargo, el Tata Martino se fue a Barcelona y la Selección albirroja finalizó en el último lugar de las eliminatorias sudamericanas rumbo al Mundial de Brasil 2014. La debacle para un equipo que contaba con una gran generación de futbolistas.

Ahora toca el turno de enderezar el rumbo a Ramón Díaz, quien conoce perfectamente las virtudes y defectos de los paraguayos. La combinación parece adecuada, Díaz fue un gran delantero que sabrá explotar la velocidad y físico de los artilleros guaraníes.

Paraguay también se ha caracterizado por ser una fábrica de defensas centrales y esa será la base con la que Díaz buscará trazar la ruta al éxito. Su segundo examen como estratega de la albirroja será contra México, en un amistoso pactado para mañana en Kansas City.

El Pelado tiene un vago conocimiento del futbol mexicano por los escasos meses que pasó por la banca del América (2008-2009), lo que significó un bache en su carrera que reencauzó después con su retorno al club de sus amores: Millonarios de River Plate.

Ramón Díaz volvió a cotizarse al conducir a River al título del torneo Clausura 2014, sólo tres años después de que Millonarios sufriera un histórico descenso a la Segunda División, pero no quiso renovar su contrato porque prefirió firmar con Paraguay por una suma que no se divulgó.

Los sudamericanos son un rival complicado para México. En el único partido disputado en Copa del Mundo empataron 1-1 en 1986, en aquel encuentro que Hugo Sánchez falló una pena máxima en el Estadio Azteca.

El otro enfrentamiento fue memorable para el equipo mexicano, que ganó por marcador global de 1-0 en el repechaje rumbo al Mundial de Chile 1962. Ganó el juego de ida a Paraguay 1-0 en Ciudad Universitaria con gol de Salvador Reyes y después empató 0-0 en Asunción para ganar el boleto mundialista.

El equipo mexicano inició el 2014 con un cuestionado triunfo de 1-0 sobre Ecuador y todo apunta a que la Selección paraguaya de El Pelado Díaz será un rival mucho más complicado.