AFTEROFFICE
buena vida

Para viajeros de élite

Si tu peor pesadilla al llegar a un destino es la espera para poder salir del aeropuerto, ya puedes pagar para evitar esa pérdida de tiempo.
Bloomberg
23 junio 2016 20:41 Última actualización 24 junio 2016 5:0
Los aeropuertos y las aerolíneas tienen el control y pueden organizar a los pasajeros a su antojo. (Especial)

Los aeropuertos y las aerolíneas tienen el control y pueden organizar a los pasajeros a su antojo. (Especial)

La próxima vez que debas hacer una larga fila para el control de seguridad, considera lo siguiente: en la mayor parte de los aeropuertos de los Estados Unidos es posible pagar para evitar la espera.

Todas las grandes aerolíneas locales y algunas más chicas ofrecen programas que permiten llegar hasta los puestos de control de la Administración de Seguridad del TransporteTSA por sus siglas en inglés-, aunque no califiquen para el programa expeditivo de seguridad del gobierno.

TODO TIENE UN PRECIO
Si bien a los integrantes de los sectores de viajes y líneas aéreas les parece un buen arreglo –y la gente que lo utiliza lo elogia-, hay quienes dicen que es injusto porque permite a las compañías lucrar a expensas de una importante función gubernamental.

EN BENEFICIO DE TODOS
El arreglo es posible porque la TSA no controla el sector de los aeropuertos que lleva a los detectores de metales y las máquinas de rayos X. Eso significa que los aeropuertos y las aerolíneas tienen el control y pueden organizar a los pasajeros a su antojo. En muchos hay filas separadas para pasajeros privilegiados.

Luego de que miles de pasajeros perdieron sus vuelos esta primavera debido a ello y de que funcionarios pronosticaron que la situación podría agravarse en verano –un síntoma de mayor cantidad de pasajeros y declinación de detectores de TSA-, la práctica de permitir que algunas personas eviten las filas es objeto de más atención. Para indignación de algunos, los viajeros de élite buscan cada vez más formas de hacerlo.

Las cuatro grandes aerolíneas y la mayor parte de las más chicas ofrecen a sus principales clientes –los que vuelan en primera clase o son los viajeros más frecuentes- acceso al primer lugar del control de seguridad. Algunas brindan el privilegio a todos sus tripulantes. El Servicio Cinco Estrellas de American Airlines parte de 250 dólares por vuelo y comprende acompañamiento personal y otros beneficios. Otra compañía, CLEAR, premia a los miembros dispuestos a pagar un monto anual.