AFTEROFFICE
buena vida

Para que tus niños aprendan jugando

Porque las ciencias no son aburridas, comparte con tus pequeños algunas actividades para demostrárselos. Dream big, una atractiva cinta sobre la Metodología STEAM, complementa el programa de actividades en Papalote Museo del Niño.
Rosario Reyes
16 mayo 2017 22:55 Última actualización 17 mayo 2017 5:0
Son espacios comunales en donde los visitantes pueden resolver problemas a través de la creatividad. (Especial)

Son espacios comunales en donde los visitantes pueden resolver problemas a través de la creatividad. (Especial)

Construir un edificio con espagueti, coser su propia capa de superhéroe (cuyo superpoder elige cada participante) y un concurso de disfraces hechos de cartón forman parte de la Temporada Maker de Papalote Museo del Niño. Dream big, una atractiva cinta sobre la Metodología STEAM, en la que confluyen ciencia, tecnología, arte y matemáticas, complementa el programa de actividades.

El propósito de esta iniciativa, que se realizará dos veces al año (la primera temporada comenzó en abril y finalizará en julio) es atraer a un mayor número de visitantes con el espíritu que ha motivado al recinto desde su apertura: aprender jugando.

“El museo está renovado al 100 por ciento; son seis zonas diferentes con objetivos de aprendizaje muy específicos. La Zona Maker se instaló en el área del Laboratorio de Ideas, ésta es una de las más grandes del mundo, con más de mil 400 metros cuadrados de actividades”, comparte Rubén Pizá, director comercial de Papalote Museo del Niño.

1
  

  

(Especial)
Museo del Niño
Dirección: Constituyentes 268, col. Daniel Garza
Venta de boletos: 5237-1778 y 5237-1779
Horario: Sábado a miércoles, de 9:00 a 18:00; jueves, de 9:00
a 23:00; viernes, de 10:00 a 19:00

Son espacios comunales en donde los visitantes pueden resolver problemas a través de la creatividad, la innovación y el intercambio de ideas. En Médicos de máquinas, los niños pueden abrir un juguete o un objeto para conocer todas sus piezas, desarmarlo y volverlo a armar. “Tienen herramientas diferentes y todo lo que está a la mano lo tienen que usar, ese es el reto”, explica el directivo.

Otro espacio, conocido como El Tallercito, está dedicado a los niños en edad preescolar y uno de los más exitosos es el de Lego play time. “Tenemos la exposición desde hace dos años y con la remodelación se pudo ampliar, ahora son más de 500 metros cuadrados de diversión para todas las edades. Es una actividad totalmente alineada a nuestra Temporada Maker, porque a través de la construcción con bloques dan forma a lo que les dicte su imaginación”.

Del 1 al 4 de junio se realizará el primer fin de semana Maker de las Niñas, para motivarlas a que se acerquen a la ingeniería y las ciencias, y del 28 al 30 de julio será el concurso de disfraces de cartón.