AFTEROFFICE
CULTURAS

Paquito D’Rivera deleitará al DF con su jazz latino 

El músico cubano Paquito D’Rivera se presentará el sábado en el Centro Cultural del Bosque. El jazzista asegura que en México casi nunca viaja con su grupo, pues aquí tiene muchos amigos con los que le encanta compartir el escenario. 
Carmen García Bermejo
19 febrero 2014 22:49 Última actualización 20 febrero 2014 21:50
Paquito D' Rivera es un ícono del jazz latino a nivel internacional. (Archivo)

Paquito D' Rivera es un ícono del jazz latino a nivel internacional. (Archivo)

Paquito D’Rivera celebra sus seis décadas de carrera musical con una gira por América Latina. Siempre él; siempre distinto, también, platica sobre su pasión total.

La contribución de los músicos latinos a las artes del mundo ha sido monumental y esto se puede notar con mayor ahínco en el jazz. En esta expresión existe un forma única de tocar e improvisar con músicos de la región. De ahí la trascendencia que tiene hoy el latin jazz en los escenarios internacionales, afirma el destacado saxofonista.

El multipremiado músico de origen cubano se presentará en el festival Clazz Continental Latín Jazz 2014, que se inicia hoy (20:00 horas) en el Teatro Julio Castillo del Centro Cultural del Bosque. Como en junio cumple 60 años de trayectoria artística, D’ Rivera comenzó a celebrar a mediados de enero en Punta del Este, Uruguay, y ahora llega al país a continuar con la que parece será una larga fiesta.

Aunque su presentación se anuncia como "Paquito D’Rivera y su Big Band", viajó con dos percusionistas, un bajista y un pianista porque aquí el también jazzista Chucho López le “prestó” su banda para tocar el próximo sábado (19:00 horas) en el teatro. Comenta que siempre viaja con su grupo, excepto cuando viene a México porque aquí cuenta con amigos con los que le gusta compartir el escenario.

El también clarinetista y ex integrante del legendario grupo Irakere explica que el jazz latino es una consolidación. Se trata de una manifestación artística que empezó con lo que, en un principio, se le llamo jazz afrocubano. Pero, después, se le fueron agregando otros elementos como el tango argentino, el huapango mexicano, el merengue dominicano, la samba brasileña y muchos otros géneros. Lo que se escucha ahora es un crisol cultural con una peculiar armonía.

“Es algo que realmente existe desde hace varios años. Hay una forma única de interpretar jazz en América Latina. Y este movimiento cada vez ha ido tomando fuerza. Cada vez es más grande la participación de músicos de la región en diferentes bandas del mundo. En Estados Unidos la gente del Sur de la frontera tiene su propio estilo, ya se habla de Michel Camilo, Danilo Pérez y otros muchos”.

Al referirse a la forma como selecciona las obras para sus presentaciones, D’Rivera indica que su repertorio lo va formando y así empiezan a aparecer cosas inevitables. Por ejemplo, George Gershwin o Chopin sólo tocaban su música, pero eso a le resulta aburrido y prefiere hacer como una especie de viaje en Latinoamérica en aras de música de jazz.

“Yo me inclino más por músicos como Chick Corea, que para mí es uno de los compositores más grandes de finales del siglo XX y principios del XXI, aún así, él hizo un disco maravilloso dedicado a Bud Powell. A mí me gusta tocar mis obras y la de otros autores también. Siempre en la búsqueda de enriquecer esta expresión”, asegura.

Antes de ofrecer la entrevista, Paquito D’Rivera ensaya su presentación. En el escenario toca, dirige a su banda, mide los tiempos, juega con el instrumento, goza la música. Igual interpreta una pieza romántica en un solo de sax, que agita a sus músicos con el jazz latino hasta culminar con una improvisación musical que lleva al máximo.

Cuando este músico tenía diez años, actuó en el Teatro Nacional de La Habana. Nueve años después se presentó por primera vez como solista con la Orquesta Sinfónica Nacional de Cuba. A esa edad, también fundó -junto con Chucho Valdés- la Famosa Orquesta Cubana de Música Moderna, de la cual fue director durante más de dos años.

Sus nexos con México siempre han sido fuertes. Recuerda que desde niño sabe de este país por los grandes músicos cubanos que se vinieron a formar aquí, como Pérez Prado. En su memoria no falta la rumbera Ninon Sevilla que tantas películas filmó aquí.

“En México hay una calidad musical extraordinaria. Considero que siempre ha sido fuerte la escena jazzística en este país. La última vez que estuve aquí andaba con Wynton Marsalis, nos llama Chucho López para invitarnos a desayunar. Aceptamos y nos llevo al Café La Habana donde me dio un par de discos con jazzistas mexicanos. Son muy buenos, tiene nivel. Además, también han conquistado los escenarios del mundo, el mismo Chucho es uno ejemplo de eso”.

En cuanto a sus planes, Paquito D’ Rivera sostiene que desde hace tiempo ha intentado realizar una ópera musical o una película, pero se inclinará por lo primero que le salga. Comenta que el escritor cubano Enrique del Risco, que vive en Nueva York, junto con Alexis Romay escribieron el libreto de una obra lírica llamada Cecilio Valdés/Rey de La Habana.

Expresa que se trata de una ópera de gran teatro: “Pero es una obra muy difícil y se necesita mucho dinero -lamenta-. Aunque ya contamos con 20 canciones escritas para esta puesta en escena y tengo la ilusión de que algún día podremos estrenar esta propuesta. Mientras, sigo trabajando, componiendo, haciendo presentaciones. En breve estaré con la Orquesta Sinfónica de Louisiana, que dirigirá el mexicano Carlos Miguel Prieto, y en dónde ejecutaré una de mis más recientes obras”.