AFTEROFFICE
deportes

Panorama incierto para perfilar un favorito en la NFL

Los últimos cuatro equipos que jugaron por el campeonato de la Conferencia Nacional tienen el mismo objetivo: todo o nada por el Super Bowl. En la Conferencia Americana, es difícil predecir quién será el representante que dispute el trofeo Vince Lombardi.
AP
30 agosto 2016 21:56 Última actualización 31 agosto 2016 5:0
El próximo Super Bowl será en Houston en febrero próximo. (AP)

El próximo Super Bowl será en Houston en febrero próximo. (AP)

Los últimos cuatro equipos que jugaron por el campeonato de la Conferencia Nacional tienen el mismo objetivo: todo o nada por el Super Bowl. Carolina, Arizona, Seattle y Green Bay siguen siendo la élite de una conferencia que cuenta con muchos más pretendientes que candidatos en serio. 

En el caso de la Conferencia Americana, es difícil predecir quién será el representante en el Super Bowl de Houston en febrero próximo cuando se dispute el trofeo Vince Lombardi..

Los campeones defensores Broncos de Denver intentarán ser el primer equipo en repetir como campeones desde Nueva Inglaterra en 2004-05. Pero no contarán con el retirado Peyton Manning para encabezar a su ofensiva. Ni siquiera con Brock Osweiler, quien dejó a los campeones para emigrar a Houston.

CONFERENCIA AMERICANA
Ante el retiro de Peyotn Manning, la partida de Brock Osweiler a Houston y la confirmación del debutante Trevor Siemian como mariscal de campo titular, los Broncos de Denver intentarán repetir el título de la campaña anterior, lo cual no ocurre desde 2004-05.

Jimmy Garoppolo tomará los controles de los Patriotas de Nueva Inglaterra durante los cuatro partidos de suspensión que debe cumplir Tom Brady por su participación en el escándalo conocido como Deflategate.

Los Acereros de Pittsburgh deberán esperar que su pasador, Ben Roethlisberger, no se lesione, para impulsar el ataque del equipo junto con el receptor abierto Antonio Brown y el corredor Le’Veon Bell.
El quarterback Andy Dalton, de los Bengalíes de Cincinnati, se recuperó de una fractura de pulgar, aunque deberá acoplarse al nuevo coordinador ofensivo, Hue Jackson, y a que no contará con los receptores Marvin Jones y Mohmed Sanu.

Andrew Luck regresa luego de una temporada inconsistente con los Potros de Indianápolis; los Texanos de Houston se fortalecieron al frente, pero su ala defensiva estelar, J.J. Watt, aún se recupera de una cirugía en la espalda, y los Raiders de Oakland podrían soprender con su mariscal de campo, Derek Carr, debido a que sólo enfrentan a un equipo que clasificó a playoffs la campaña anterior (Kansas City) en sus primeros ocho encuentros.

CONFERENCIA NACIONAL
Cam Newton y las Panteras de Carolina, que registraron marca de 17-1, arrancan con la mayoría del equipo intacto, a excepción del esquinero Josh Norman, quien se fue a Washington. Lo malo es que, desde los Bills de Búfalo de 1993, ninguna franquicia que perdió el Super Bowl anterior ha llegado al partido por el título un año después.

Los Cardenales de Arizona presumen una foja de 34-14 bajo la tutela de Bruce Arians, aunque una de esas derrotas fue por una paliza en la final de la Conferencia Nacional. Su quarterback, Carson Palmer, tuvo su mejor desempeño como profesional, pero cumple 37 años.

Después de ceder su reinado de cuatro años en la división Norte, los Empacadores de Green Bay agradecen tener de vuelta a su receptor estelar Jordy Nelson, después de superar una lesión; al corredor Eddie Lacy, quien bajó de peso, y al mariscal de campo Aaron Rodgers, quien también cambió su dieta tras un procedimiento menor en la rodilla.

Los Vikingos de Minnesota dependerán de lo que hagan su pasador, Teddy Bridgewater, y su corredor, Adrian Peterson; los Pieles Rojas de Washington se enfrentarán a que ningún equipo ha repetido en la cima del Este desde que Filadelfia lo hizo durante cuatro años consecutivos, y Ben McAdoo se estrena como coach de los Gigantes de Nueva York, que priorizaron la defensiva con varias incorporaciones.

>