AFTEROFFICE
reflector

“Pandas. De regreso a casa en 3D”, en Papalote Museo del Niño

Es la historia de un panda macho nacido en cautiverio, entrenado posteriormente en un centro de trabajo en donde cuidadores disfrazados como osos, apoyan las “clases” que la madre brinda al cachorro para poder sobrevivir en libertad.
Rosario Reyes
01 abril 2014 19:16 Última actualización 02 abril 2014 16:41
El estreno mundial de la cinta producida por National Geographic, es narrada por la actriz Arcelia Ramírez. (Cortesía)

La cinta producida por National Geographic, es narrada por la actriz Arcelia Ramírez. (Cortesía)

Hoy en día sólo quedan mil 600 pandas en su hábitat natural, y es una de las especies en extinción más amenazadas. El documental Pandas. Regreso a casa en 3D, muestra las acciones de un equipo de especialistas que trabajan con osos en cautiverio para su reproducción, en un ambicioso proyecto que tiene como finalidad devolver a la vida libre en la región montañosa de China al mayor número posible de pandas, con la esperanza de que se reproduzcan.

La ADO Megapantalla Imax de Papalote Museo del Niño, presenta el estreno mundial de la cinta producida por National Geographic, narrada por la actriz Arcelia Ramírez, cuya exhibición se acompañará con una serie de actividades relacionadas con el conocimiento de estos osos bicolores.

Dolores Béistegui, directora general del museo, encabezó la primera función, a la que asistieron alumnos de una escuela, quienes asombrados y conmovidos, fueron testigos de la historia de un panda macho nacido en cautiverio, entrenado posteriormente en un centro de trabajo que fue devastado por un terremoto, en donde cuidadores disfrazados como osos (de forma tan fidedigna que impregnan sus trajes con orina y heces de otros pandas), apoyan las “clases” que la madre brinda al cachorro para poder sobrevivir en libertad. Finalmente, el cachorro es liberado y la madre devuelta al cautiverio para continuar este programa.

“Es una historia de éxito para resguardar a una especie entrañable”, dice Dolores Béistegui a propósito del documental, que muestra además cómo los científicos descubrieron que la madre masajea la panza del bebé para ayudarlo a evacuar, lo cual emulan con las criaturas en incubadora, logrando que un 97 por ciento sobreviva.

En la zona donde fue liberado el macho, se calcula que viven apenas 13 osos. Una extensión de más de 20 mil metros cuadrados. “Algo que damos por hecho que existirá toda la vida, resulta que no, que puede un día desaparecer y las nuevas generaciones no saber cómo es un panda, una tristeza”, advierte la directora de Papalote Museo del Niño.

“Uno no puede defender, amar lo que no conoce, en el museo buscamos despertar el interés, la curiosidad, el poder tocar y tener esa convivencia personal cuando se puede… no queremos alarmar, sino entender que somos parte, los seres humanos de un ecosistema y que tenemos derechos, pero también obligaciones”, asegura Dolores Béistegui sobre el recinto que recibe un promedio de mil 500 visitantes diariamente, “y ya se acerca la Semana Santa, cuando llegamos hasta de siete mil personas al día”.