AFTEROFFICE
culturas

Palinuro Universal

El máximo diploma del español se rinde, por fin, a la riqueza literaria de Fernando del Paso. "Es el más importante de lengua castellana; es una especie de culminación de los reconocimientos que he tenido", afirmó el autor de "Noticias del Imperio".
Ma. Eugenia Sevilla
12 noviembre 2015 21:12 Última actualización 13 noviembre 2015 5:0
Será el 23 de abril de 2016, año que coincide con el 400 aniversario luctuoso del autor de El Quijote. (Cuartoscuro/Archivo)

Será el 23 de abril de 2016, año que coincide con el 400 aniversario luctuoso del autor de El Quijote. (Cuartoscuro/Archivo)

“Lo están vistiendo”, se excusa Socorro. “Soy la esposa. Pero deje preguntarle a la enfermera”. Del otro lado de la línea una voz femenina corrobora a lo lejos: “¡Está Lupita arreglando al señor!”. Fernando del Paso no puede tomar la llamada porque se alista para recibir, al medio día, un reconocimiento más en el Paraninfo de la Universidad de Guadalajara -ciudad donde reside desde hace más de 20 años-, y después, a una comida. Va con una alegría acumulada tras enterarse por la mañana que en España le espera otro premio a sus casi 60 años de escritura, el más importante: el Cervantes.

“Se encuentra bastante bien”, exclama Socorro. “Ha estado mejorando un poco de sus cosas; ya puede hablar más, ha seguido con su terapia, sus medicinas, sus piquetes y todo. No mucho, pero se ha compuesto. Espero que este premio lo anime muchísimo, que sea una buena inyección”.

Así lo parece. El escritor de 80 años, quien ha superado diversos tipos de cáncer, una serie de infartos al corazón y otros cerebrales que han afectado su movimiento y el habla, afirma con voz firme que está mejor y espera recuperar la totalidad de su facultades para poder continuar con la escritura, un proceso que ahora se le dificulta.

"He estado enfermo durante casi tres años y no he podido continuar ni finalizar un texto sobre el Islam y el judaísmo. Pero espero recuperarme y continuar", dice en entrevista con EL FINANCIERO.

Lo anima la idea de viajar a España con su esposa e hijos para recibir el premio, que, acota, "es el más importante de lengua castellana; es una especie de culminación de los reconocimientos que he tenido".

LA ENTREGA
El galardón será entregado el próximo 23 de abril de 2016, en Alcalá de Henares, España.


Fue su hija Paulina quien por teléfono, desde Baja California, a las 6 y media de la mañana le dio la noticia de que le había sido otorgado el XXX Premio de Literatura en Lengua Castellana Miguel de Cervantes. La entrega tendrá lugar, como siempre, en la Universidad de Alcalá de Henares. Será el 23 de abril de 2016, año que coincide con el 400 aniversario luctuoso del autor de El Quijote.

De acuerdo con el ministro de Educación, Cultura y Deporte de España, Íñigo Méndez de Vigo, el jurado decidió otorgar al autor de Palinuro de México y Noticias del Imperio este premio dotado con 125 mil euros, “por su aportación al desarrollo de la novela, aunando tradición y modernidad, como hizo Cervantes en su momento”.

El escritor, dibujante, académico y ex diplomático es el sexto mexicano en recibir el galardón después de Octavio Paz (1981), Carlos Fuentes (1987), Sergio Pitol (2005), José Emilio Pacheco (2009) y Elena Poniatwska (2013).

Precisamente a su amigo José Emilio dirigió, en marzo pasado, uno de los discursos más críticos y potentes que ha pronunciado, al recibir, en Mérida, Yucatán, el premio que lleva el nombre del poeta fallecido en 2014:

“¡Dime, José Emilio: ¿cumplimos? Hoy que el país sufre de tanta corrupción y crimen, basta con la denuncia pasiva? ¿Basta con contar y cantar los hechos para hacer triunfar la justicia? ¿Es ético aceptar premios por nuestra obra y limitarnos a agradecerlos en público, como lo hago en estos momentos? No lo sé. Pero vale la pena plantear si nuestra posición sirve para algo”.

Al recibir el premio Granito de Arena que otorgan la Secretaría de Cultura de Jalisco y el Coneculta, ayer, Del Paso volvió a poner el dedo en la llaga y exigió a las autoridades estatales del país, así como al gobierno federal, "comportarse a la altura para resolver los problemas de México", que, sostuvo, tienen como causa "la misma codicia de las autoridades".

"Estoy muy triste por lo que pasa, creo que es una crisis muy grave en la cual debemos luchar intensamente contra la corrupción", añade en entevista.

Como tapatío, el monero Trino considera que la premiación le llega a un paisano. "Creo que le ha ido muy bien en la vida, por eso tiene un gran sentido del humor".

Enrique Krauze, quien formó parte del jurado, también destaca en entrevista el talante de sus letras. "Es un Joyce o un Faulkner bien asimilado. Publicó novelas emblemáticas que retoman episodios dramáticos y fundamentales de nuestra historia. Pero lo más relevante de todo es que lo hizo con imaginación, humor, piedad y sensibilidad".

(Con información de Rosario Reyes, Eduardo Bautista y agencias)