AFTEROFFICE
culturas

¿Pagarías 7 mdd por un Picasso que nunca has visto?

Este viernes en Hong Kong se puso en subasta, entre otras, una obra de Picasso con precio inicial de 7 millones de dólares; los posibles compradores, sin embargo, no pudieron conocer la pintura por la que pujarían.
Bloomberg
20 noviembre 2015 17:39 Última actualización 20 noviembre 2015 17:45
Casa de Subastas Dragon 8, en Hong Kong. (Tomada de facebook.com/Dragon8Auctions)

La Casa de Subastas Dragon 8, en Hong Kong, no podía mostrar la obra en venta. (Tomada de facebook.com/Dragon8Auctions)

Todo lo que imaginamos es real, decía Picasso. Por ejemplo, este viernes en Hong Kong uno podía comprar una de sus obras por más de 7 millones de dólares. Pero para adquirirla tenías que imaginarte la pintura.

La venta inaugural de la Casa de Subastas Dragon 8 ofrecía obras de Picasso, Andy Warhol y Salvador Dalí en el Grand Hyatt Hotel a postores dispuestos a desembolsar sumas de siete dígitos por obras que están guardadas a salvo en una bóveda suiza.

La compañía, que tiene apenas unos meses, ni siquiera puso las imágenes en su sitio web. Lo que hizo, en cambio, fue colocar fotografías de las pinturas en tamaño natural, enmarcadas en madera sin barnizar en la presentación preliminar realizada en el hotel el 18 de noviembre, donde los invitados VIP podían probar vinos y whiskies que figuraban en la lista para subastar y ver los diamantes de la venta.

“Los dueños quieren mantener su privacidad”, dijo Scott Murphy, director creativo en Dragon 8. “Dijeron ‘les permitimos vender estas pinturas pero no se atrevan a difundir ninguna información sobre ellas al público’”.

Los potenciales compradores pueden ver imágenes del retrato al óleo de Dalí de 1960 y otros 350 lotes más en el catálogo, de los cuales más de mil fueron distribuidos a clientes selectos.

Salvo el Picasso. La obra del artista español de 1965, con una estimación de 7 a 9 millones de dólares, no fue incluida porque el vendedor todavía vacilaba cuando se envió a imprenta el catálogo, dijo Murphy.

Un folleto, entregado en la presentación preliminar, dice que la pintura fue adquirida por su propietario actual a la Galerie Michael Haas de Berlín en el año 2000. La pintura no se vendió en una subasta de Sotheby’s en Londres en 1999, cuando tuvo una estimación baja de 600 mil libras (917 mil dólares) según la base de datos de Artnet.

EXPERTOS EN VINOS
Dragon 8 es una creación de su fundador, Gil Lempert-Schwarz, quien en los últimos tiempos trabajó como consultor global de vinos en Acker Merrall Condit, y dice que tiene amplios contactos con propietarios de obras de arte y joyas. El exdueño de una galería de arte se presenta como un iconoclasta feliz de asumir riesgos en el denso mundo de las subastas de lujo.

Uno de los lotes, por ejemplo, consiste en 120 botellas de Château Latour 2000, que tienen un valor de unos 900 mil dólares de Hong Kong, con una oferta inicial de 10 dólares de Hong Kong y sin precio de reserva. “El consignador me dijo ‘No me importaría que los movieras en el mercado para ver qué pasa’”, dijo Lempert-Schwarz.

La procedencia de todos los artículos en oferta aparece detallada en el catálogo, dijo, y él ha organizado muestras privadas en Europa para clientes, uno de los cuales tomó un avión privado para ver el Warhol.

“Obviamente las obras no se venderían si no existieran”, dijo Lempert-Schwarz. “En nuestra situación, la gente es mucho más discreta. Los tipos que compran quieren discreción”.

El recargo que cobra a los adquirentes sobre las compras es de 18.88 por ciento, varios puntos porcentuales menos que Christie’s y Sotheby’s, que llevan a cabo sus grandes ventas en Hong Kong en el centro de convenciones justo enfrente. Con una perspectiva conservadora, espera “superar los 200 millones de dólares de Hong Kong entre todas las categorías”.