Pachuca y su fórmula mexicana
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Pachuca y su fórmula mexicana

COMPARTIR

···
After Office

Pachuca y su fórmula mexicana

Los mejores momentos del Pachuca en su historia se deben a la buena base de jugadores mexicanos en su plantel y en este Mundial de Clubes no es la excepción: 14 son nacionales y ocho de ellos canteranos.

Alain Arenas
12/12/2017
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Los planteles del Pachuca que participaron en los Mundiales de Clubes de 2007, 2008 y 2010 tuvieron jugadores mexicanos en su mayoría. Al de 2007 lo conformaron 16 nacionales y siete foráneos; los de 2008 y de 2010 incluyeron 15 mexicanos y siete extranjeros. El que juega en Emiratos Árabes en este diciembre alinea a 14, de los cuales ocho son canteranos.

“Los mejores momentos de la historia del club fueron en la época de Enrique Meza como entrenador (2006-2009 y 2013-2014). Esos equipos estaban integrados por una mayoría de elementos surgidos de sus divisiones inferiores, como Edy Brambila, Carlos Gerardo Rodríguez, Paul Aguilar y Jaime Correa, a quienes encontré en diferentes partes del país y los llevé al club. Durante años fueron la base del equipo y los extranjeros sólo eran el complemento. Hoy esa fórmula continúa”, explica Ángel Coca González, visor del equipo de 2003 a 2013.

Emmanuel García, Érick Gutiérrez, Antonio Figueroa, Abraham Romero, Alexis Peña, Roberto de la Rosa, Érick Sánchez y Víctor Guzmán son los ocho canteranos registrados para el certamen que se realiza en Emiratos Árabes Unidos desde el miércoles pasado, hasta el próximo sábado. Guzmán –quien también fue descubierto por González en Guadalajara en 2011- fue el autor del gol que le permitió al cuadro hidalguense derrotar al Wydad Casablanca, de Marruecos, y avanzar a semifinales contra el Gremio de Porto Alegre, al que enfrentará hoy.

Guzmán, Emmanuel García y Érick Sánchez fueron los únicos futbolistas surgidos de sus fuerzas inferiores que tuvieron acción contra el cuadro marroquí. El resto de los elementos mexicanos fueron Óscar Pérez, Jorge Hernández y Joaquín Martínez, quienes no se formaron en el club.

“La ideología del equipo es que sus juveniles jueguen con elementos experimentados, de preferencia mexicanos. El Conejo es el líder de ese equipo para los más jóvenes, como en su momento lo fue Miguel Calero. El problema que han tenido en los Mundiales de Clubes han sido los extranjeros, que no han hecho la diferencia en ese torneo”, dice González.

En la edición de 2007 los elementos foráneos fueron Damián Álvarez, Christian Giménez, Andrés Chitiva y el mismo Calero. Ninguno de ellos anotó en el torneo. Para la edición del año siguiente repitieron Calero, Álvarez y Giménez, y añadieron a Bruno Marioni. Álvarez y Marioni anotaron un tanto cada uno en el juego de cuartos de final contra el Al-Ahly, de Egipto, pero en la semifinal contra la Liga de Quito pasaron inadvertidos.

Mientras que en el de 2010 Darío Cvitanich, Franco Arizala, Javier Muñoz Mustafá y Alejandro Manso conformaron la plantilla de extranjeros, en la que también repitió Calero en la portería. Ninguno pudo evitar la derrota por la mínima diferencia ante el TP Mazembe, de la República Democrática del Congo, en cuartos de final.

Para el Mundial de Clubes de este año incluyeron en su lista a Germán Cano, Edson Puch, Abraham Romero, Keisuke Honda, Angelo Sagal, Jonathan Urretavizcaya, Óscar Murillo, Ronald Herrera y Franco Jara. Los últimos seis tuvieron actividad el jueves pasado ante el cuadro marroquí y sólo Urretavizcaya fue vital para el triunfo, debido a que le dio la asistencia a Guzmán para que anotara el gol.

“El éxito de sus juveniles no sólo se refleja en su primer equipo. Además es parte de su éxito financiero. Recientemente vendió a tres de los jugadores más talentosos del futbol mexicano: Jürgen Damm, a Tigres (8.85 millones de euros, según cifras del portal Transfermarkt); Hirving Lozano, al PSV (8 mde), y Rodolfo Pizarro, a Chivas (13 mde). Eso le ha ayudado a que su cantera sea rentable”, señala el visor.

Pachuca tendrá una dura prueba contra el Gremio, al que buscará derrotar para que por primera vez en la historia un equipo mexicano avance a la final del certamen. El cuadro brasileño cuenta con 21 elementos nacionales y sólo dos foráneos (Walter Kannemann y Lucas Barrios)

,