AFTEROFFICE
DEPORTES

Pachuca vs. León, una final entre padre e hijo

La final de la Liga MX que se disputara esta semana entre Pachuca y León será un partido entre familia. Los Tuzos son propiedad de Jesús Martínez Patiño, mientras que los Panzas Verdes pertenecen a su hijo Jesús Martínez Murguía.
Francisco Arredondo
13 mayo 2014 21:49 Última actualización 14 mayo 2014 7:26
Una final entre padre e hijo. (Archivo)

Una final entre padre e hijo. (Archivo)

Jesús Martínez Murguía tiene siempre presente en su mente las palabras que le dijo su padre Jesús Martínez Patiño, en plena carretera cuando regresaban hace tres años de comprar a los Panzas Verdes de León, compartió el ahora presidente del cuadro guanajuatense.

Martínez Murguía vivirá su segunda final dentro de la Liga MX con el conjunto esmeralda, pero ahora ante los Tuzos del Pachuca, equipo propiedad de su familia y base de toda la fortuna deportiva que comenzaron a fincar desde hace más de dos décadas, cuando incursionaron en el negocio del futbol.

“Yo no tenía ni idea que mi padre me iba a dar la oportunidad. Veníamos de regreso y, en la carretera, me dijo: ‘¿Puedes o no?’. Desde ese momento dije: ‘Nací para esto’. Tenía 25 años y sabía que iba a aprender mucho”, señaló el dirigente, quien tomó las riendas del León en el Ascenso MX y logró sacarlos de la categoría inferior después de una década de espera.

“Veníamos en esa ocasión platicando de lo que queríamos hacer con el León y le comenté que era bueno ir a checar los partidos y me volvió a decir: ‘¿Puedes o no?’, y dije vamos para adelante, no hay más. La verdad es que me aventó al ruedo el cabrón”.

De cara al duelo por el título del Torneo Clausura 2014, Martínez Murguía destacó que el pasado lunes, tras la Asamblea de Dueños de la Liga MX, se fue en el mismo auto que su padre y durante el trayecto volvieron a recordar los inicios de esta aventura futbolística.

“Te puedo decir que en gran parte del trayecto los dos dejamos en claro que tanto León como Pachuca quieren ganar y le dije que él siempre me ha enseñado ser un ganador”, comentó.

“Platicamos que va a ser un partido a muerte y a lo mejor puede ser el nacimiento de un nuevo clásico y que gane el mejor dentro de la cancha”.

___ ¿Apostaron algo de padre a hijo o de presidente a presidente?

___ No, no hay nada de eso. No somos de apostar, ni mucho menos.
Martínez Murguía también resaltó el respeto que ambas instituciones le tienen al futbol, por eso se dijo dolido por los comentarios que han surgido “cargados de morbo”, por el enfrentamiento en la final entre clubes pertenecientes al mismo grupo de inversionistas.

“No me cabe en la cabeza que digan que puede haber algo de arreglo, aunque esté presente el tema de la multipropiedad”,concluyó.