AFTEROFFICE
CULTURAS

Pacheco, Vargas y Velasco, los más vendidos en la FIL del Palacio de Minería

La XXXV edición de la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería (FILPM) concluyó hoy con cerca de 56 mdp en ventas. La obra nacional más vendida del festival fue "La Familia Burrón" de Gabriel Vargas, con 400 ejemplares vendidos. 
Notimex
03 marzo 2014 20:17 Última actualización 03 marzo 2014 20:18
FIL de Minería en su edición 2013. (Archivo)

FIL de Minería en su edición 2013. (Archivo)

La XXXV edición de la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería (FILPM) llegó a su fin este lunes. Las obras más vendidas durante este evento cultural fueron tres: “La Familia Burrón”, de Gabriel Vargas (400 ejemplares); “Diablo Guardián”, de Xavier Velasco (275 ejemplares) y “Las Batallas en el Desierto”, de José Emilio Pacheco (250 ejemplares), informó Fernando Macotela, director del festejo literario más antiguo de México.

En lo referente a literatura universal, Macotela señaló que los más comprados fueron “Bajo la misma estrella”, de John Michael Green, con 520 ejemplares; “La ladrona de libros”, de Markus Zusak con 460 y “Eleanor & Park”, de Rainbow Rowell con 350 ejemplares.

Refirió que las ventas totales en la FIL del Palacio de Minería dejaron cerca de 56 millones de pesos, cifra superior a los 51 millones obtenidos el año pasado.

La FILPM registró 149 mil 500 visitantes y, estimó Macotela, esta noche que concluya el festival podrían reunirse otras 7 mil visitas, con lo cual se llegaría a un total 156 mil visitantes.

Aseguró también que será Puebla el estado invitado de la próxima edición de la FIL del Palacio de Minería, evento que, dijo, no está a la baja en cuanto a público, en relación con los 154 mil 725 visitantes en 2013.

“Si estamos en 149 mil 500 y el 2013 fueron 154 mil y entraron siete mil, lo más probable es que tengamos dos mil visitas más que en 2013. No estamos a la baja, estamos establecidos en un mínimo”, indicó.

“Sabemos que las mayores cifras de asistencias son el último fin de semana, por eso inventamos el lunes, para saber si se desplazó un poco”, agregó.