AFTEROFFICE
culturas

Ovacionan de pie a la OFUNAM en Londres

La Orquesta Filarmónica de la UNAM debutó esta noche en Londres con una ovación de pie tras interpretar los clásicos mexicanos "Danzón No. 2" de Arturo Márquez y "Huapango" de José Pablo Moncayo.
Notimex
09 julio 2015 20:46 Última actualización 09 julio 2015 20:47
La OFUNAM conquistó al público británico en el Cadogan Hall, sede de la Royal Philharmonic Orchestra. (Cortesía)

La OFUNAM conquistó al público británico en el Cadogan Hall, sede de la Royal Philharmonic Orchestra. (Cortesía)

LONDRES.- La Orquesta Filarmónica de la Universidad Nacional Autónoma de México (OFUNAM) debutó esta noche en Londres con una ovación de pie tras interpretar los clásicos mexicanos Danzón No. 2 de Arturo Márquez y Huapango de José Pablo Moncayo.

En el marco del Año de México en Reino Unido, la OFUNAM presentó un repertorio mixto con música de compositores mexicanos y británicos, entre ellos Adiós Nonino del argentino Astor Piazzolla (1921-1992), magistralmente interpretada por el saxofonista Rodrigo Garibay.

Bajo la batuta de su director artístico Jan Latham-Koenig, la agrupación ofreció un atractivo programa que abrió con Chacona, de Buxtehude, con arreglos de Carlos Chávez.

“Es un evento muy emocionante. Es muy importante traer la mejor música de tu propio país, incluye dos piezas del fabuloso Márquez que son Danzón no. 2 y Conga, y desde luego Huapango de Moncayo, sin él cualquier concierto estaría incompleto”, dijo Latham-Koenig en entrevista.

La OFUNAM conquistó al público británico en el Cadogan Hall, sede de la Royal Philharmonic Orchestra, con la presentación del pianista mexicano Jorge Federico Osorio que abrió la segunda parte del concierto con Rapsodia en azul, de George Gershwin (1898-1937).

Rapsodia en azul de Gershwin es una obra muy bella, muy conocida que esperamos que disfruten mucho, y hacer que la música viva más”, señaló el pianista al ser entrevistado antes de la presentación.

La agrupación filarmónica tocó El ascenso de la Alondra, de Vaughan Williams, y Canción de la noche, de Gustav Holst, con la participación especial de la renombrada violinista británica Tasmin Little. El toque español estuvo a cargo de la energética Suite no. 2 de El sombrero de tres picos, de Manuel Falla.

El concierto cerró con broche de oro con el Huapango de José Pablo Moncayo, ante el deleite de un público británico que se dio cita en la prestigiada sala de conciertos, desafiando la huelga general del metro que desquició la capital británica.