AFTEROFFICE
DEPORTES

Oribe Peralta mantiene el sueño de jugar en Europa

Pese a haber sido fichado esta temporada por Las Águilas del América, el delantero Oribe Peralta asegura que el sueño de jugar en Europa no ha muerto. "A pesar de la edad, aún no pierdo la esperanza".
Francisco Arredondo
17 julio 2014 20:53 Última actualización 18 julio 2014 5:0
Oribe Peralta festeja su gol contra Camerún. (Reuters)

Oribe Peralta fue el primer mexicano en anotar gol en el Mundial de Brasil 2014.(Reuters)

Oribe Peralta es un hombre al que le gustan los retos y un futbolista acostumbrado a sumar logros en su carrera, motivos que lo llevaron al América para el Torneo Apertura 2014. Con ello, el delantero nacido en Torreón, Coahuila, hace 30 años, vestirá su octava playera en la Liga MX.

El campeón olímpico en Londres 2012 se sumó al cuadro capitalino como la figura del plantel que comanda el director técnico argentino Antonio El Turco Mohamed para mantener latentes sus aspiraciones por jugar en el balompié europeo, según reveló en entrevista con EL FINANCIERO. 

“Ésa es mi idea. A pesar de la edad, aún no pierdo la esperanza, pero eso sólo se podría dar entregando buenos resultados aquí; ése es y será mi objetivo a conquistar”, señaló el delantero, quien podría debutar este fin de semana con la playera americanista ante el León.

Oribe, quien se especula fue adquirido por los americanistas en 5 millones de dólares en mayo pasado, suma un total de 130 goles en 407 partidos disputados en torneos nacionales e internacionales desde hace 11 años cuando inició su carrera con Monarcas Morelia.

“Me gustan los retos. Trato de aprovecharlos para crecer como persona y obviamente como futbolista; eso es justamente lo que vengo a hacer aquí con el América”, sostuvo el atacante, quien disputó su primer Mundial en Brasil 2014.

“No sé si a Peralta le hacía falta el América o viceversa, lo que sí sé es que son buenos los cambios en cualquier aspecto de la vida, porque siempre hay cosas más grandes que puedes ir a buscar”.

El Cepillo considera que este traspaso es importante para su futuro profesional, debido a la situación que vivía con los Guerreros de Santos Laguna.

“Ya me estaba conformando un poquito, ya estaba muy relajado porque toda la gente me quería, me apoyaba, y venir al América es para crecer más de lo que he hecho en toda mi carrera”, afirmó Peralta. “Podía hacer un partido muy malo y nadie me decía nada, no me exigían, por eso creo que era tiempo de cambiar de aires”.

Esas exigencias que él mismo revela que necesitaba, son las que consideró fundamentales para aspirar, no sólo a buscar un título con las Águilas, sino para luchar por su sueño de jugar en el extranjero.