AFTEROFFICE
deportes

Oribe Peralta ve en la selección olímpica un plantel "muy ubicado"

Oribe Peralta incursiona por segunda ocasión como refuerzo para la selección olímpica mexicana. La presencia y experiencia del delantero americanista es aprovechada por los elementos del conjunto nacional de cara a los Juegos Olímpicos Río 2016.
Alain Arenas
18 julio 2016 15:38 Última actualización 18 julio 2016 15:42
El delantero mexicano respondió de forma escueta los cuestionamientos de la prensa. (Cuartoscuro)

El delantero mexicano respondió de forma escueta los cuestionamientos de la prensa. (Cuartoscuro)

La segunda incursión de Oribe Peralta como refuerzo para una selección olímpica mexicana, tuvo sus primeras voces en el Centro de Alto Rendimiento. El atacante respondió de forma escueta los cuestionamientos de la prensa, pero destaca la unión del combinado que dirige Raúl Gutiérrez.

“Es un grupo muy diferente a comparación del de Londres 2012. Este último tiene mucho tiempo trabajando y te da una ventaja mucho mayor para este tipo de torneos. Es un plantel en el que todos están muy ubicados. Saben lo que significa el éxito en sus clubes, porque algunos han sido campeones, así que no están presionados”, expresó el delantero sobre la concentración del cuadro mexicano que comenzó el 14 de abril pasado.

La presencia de Peralta también es aprovechada por los elementos del conjunto nacional. Marco Bueno es un ejemplo. El artillero explica que Peralta es un referente del futbol mexicano y que ahora funge como un consejero para el equipo, la cual afrontará dos partidos de preparación antes de viajar a Río: mañana contra Zacatepec en el Estadio Agustín Coruco Díaz y el 28 próximo ante Argentina en Puebla.

Oribe es un referente en ataque. Una persona que me ha dado mucho en el futbol. Tratamos de aprender lo más que podemos. Me ha dicho que aproveche las posibilidades de jugar. Que sea preciso y que se tenga calma para definir frente a la portería”, explica el atacante de Chivas.

Motivación pese al cansancio
En el caso de Gibran Lajud, arquero de los Xolos, tuvo que viajar desde Tijuana a la Ciudad de México. Es un trayecto que realiza desde que se integró a la selección mexicana. Sin embargo, el guardameta dice estar motivado por la justa olímpica.

En mi caso viajas tres horas y media desde Tijuana hasta el Centro de Alto Rendimiento. Vengo con mucha motivación, pese a que se siente el cansancio. Se trata de compensarlo con una buena alimentación. Voy a estar aquí las veces que sean necesarias”, menciona el portero.

México enfrentará a Alemania, Corea del Sur y Fiji en la primera fase de los Juegos Olímpicos, donde buscará refrendar la medalla de oro conseguida en Londres.