AFTEROFFICE
culturas

Ópera sobre Camelia La Texana compite por Grammy Latino

Gabriela Ortiz no imaginó de qué manera cobraría, con el tiempo, una actualidad creciente su ópera "Únicamente la verdad: la auténtica historia de Camelia La Texana". Tan así que esa obra que comenzó a escribir en 1995 y estrenó en 2010 está nominada este año a dos premios Grammy Latino.
María Eugenia Sevilla
11 noviembre 2014 0:52 Última actualización 11 noviembre 2014 5:0
Lejos de establecer una historia a través de una línea dramática, la obra que coescribió con su hermano Rubén Ortiz, está hecha de retazos. (Cortesía)

Lejos de establecer una historia a través de una línea dramática, la obra que coescribió con su hermano Rubén Ortiz, está hecha de retazos. (Cortesía)

Cuando comenzó a componer su ópera Únicamente la verdad: la auténtica historia de Camelia La Texana, Gabriela Ortiz (México, 1964) no imaginó de qué manera cobraría, con el tiempo, una actualidad creciente. Tan así que esa obra que comenzó a escribir en 1995 y estrenó en 2010 está nominada este año a dos premios Grammy Latino, como Mejor Composición Clásica Contemporánea y como Mejor Álbum.

La actualidad de la pieza se ve reflejada no sólo en su temática, vinculada con las épicas del narcotráfico mexicano, sino por su tratamiento, ya que aborda la influencia que tuvieron los medios de comunicación en la creación del mito de Camelia La Texana, personaje al que también inmortalizaron Los Tigres del Norte en los años 90 con el famoso corrido Contrabando y traición, que Ángel González escribió en 1970.

“En 1995 nunca nos imaginamos que el problema del narco y la violencia fuera a cobrar tantas muertes; cuando la obra se estrenó en 2010 ya era muy serio. La ópera no trata en sí del narco, sino de cómo se construye un mito a través de los medios, y la puesta en escena de Mario Espinosa apelaba a esto, pero también reflejaba la situación en que estamos inmersos; le dio una doble lectura que le dio actualidad”, explica sobre el montaje realizado en 2010.

Lejos de establecer una historia, a través de una línea dramática, la obra que coescribieron la compositora y su hermano, el artista visual Rubén Ortiz, está hecha de retazos, literalmente: recortes de periódicos mexicanos o fragmentos de notas de televisión en los que se dieron noticias relacionadas con Camelia La Texana, que son cantados al pie de la letra. No hay personajes, sino voces que hacen eco de los acontecimientos narrados.

“Todo surge a raíz de encontrar una noticia en el Alarma en la que aparece una foto de Camelia La Texana, y la pregunta que nos hacemos mi hermano y yo es si la persona que aparecía en la foto era realmente ella, si realmente el personaje existió o fue sólo una ficción, y si realmente se refería a la mujer del corrido de Ángel González”.
Los hermanos se lanzaron a investigar en fuentes de información académicas y periodísticas, incluso entrevistaron gente en Ciudad Juárez con la beca Guggenheim.

“Nos encontramos con que cada quien daba versiones diferentes. Vimos que aparecen muchas mujeres que afirman ser Camelia La Texana, como Agustina Ramírez, quien dice que dejó el camino delictuoso y ahora es evangelizadora; hay otra que aparece en una entrevista de César Güemes, llamada Camelia María; ella niega ser Camelia La Texana, pero al final deja una ambigüedad, cuando el periodista le pregunta: ‘¿pero usted sabe disparar?’ y ella contesta: ‘hay cosas que las manos nunca olvidan’. Ésa es una escena de mi ópera”.
Quizá lo más cercano a la verdad sea la ofrecida por Ángel González, quien en otra entrevista revela que sólo escribió el corrido inspirado en una amiga suya.

Como sea, la obra cuestiona la construcción de la verdad en una época mediática, concluye la compositora, quien presenta esta noche el CD de su pieza, bajo la dirección musical de José Areán, quien participará en el panel de presentación junto al crítico Juan Arturo Brennan, colaboradores del proyecto como José Wolffer y Valeria Palomino, y José Luis Rivero, de Quindecim Recordings. La mezzo-soprano Nieves Navarro interpretará fragmentos, con material visual y sonoro realizado por José María Serralde.