AFTEROFFICE

Obreros de estadio de Curitiba en huelga

01 febrero 2014 10:6 Última actualización 14 diciembre 2013 17:56

 [La huelga en el estadio Arena da Baixada fue provocada por "un retraso en el pago" de los obreros. / Reuters]  


AP
Curitiba.- Los obreros que construyen el estadio de Curitiba para el Mundial de 2014 decretaron una huelga por atrasos en el pago de sus salarios.
El alcalde de Curitiba, Gustavo Fruet, dijo el sábado que cerca de un tercio de los 1,200 obreros del estadio participaron en la huelga, que duró tres días esta semana. Indicó que los obreros bloquearon una avenida de la ciudad durante alrededor de una hora el viernes.
Fruet señaló que la huelga en el estadio Arena da Baixada fue provocada por "un retraso en el pago" de los obreros.
El plazo para entregar el estadio de Curitiba ya fue cambiado hasta mediados de febrero, debido a los retrasos que según las autoridades se deben a problemas con el financiamiento.
El estadio pertenece al club Atlético Paranaense de la primera división, y es renovado para albergar partidos de la Copa del Mundo el próximo año.
Mauro Holzmann, director de comunicaciones y comercialización del club, minimizó el problema laboral.
Afirmó que sólo 150 trabajadores estuvieron involucrados y únicamente dejaron de laborar dos horas el viernes. Agregó que sólo había retraso de un día en el pago y que ya se pagó al contratista. Holzmann, sin embargo, señaló que no sabía si el contratista había transferido el dinero a los trabajadores.
"No volverá a ocurrir. Fue simplemente un pequeño malentendido", indicó.
Un grupo de trabajadores del estadio que estaban tomando un descanso dijeron que se les adeudaba un mes de salario. Señalaron que dejarían de trabajar nuevamente la próxima semana si no llegaba el dinero que les prometieron.
La Arena da Baixada será escenario de cuatro partidos de la Copa Mundial, incluido el enfrentamiento de Australia contra España el 23 de junio. Se espera que el estadio de Curitiba registre su primer juego de prueba en febrero, dos meses después de la fecha límite original establecida por la FIFA para la entrega de la instalación.
Funcionarios dijeron que tomó más tiempo de lo esperado integrar el complejo financiamiento del estadio.
"Fue simplemente burocracia, burocracia brasileña", dijo Holzmann. "Un préstamo de un banco estatal de desarrollo esperado originalmente en junio de 2012 tuvo siete meses de retraso".
El Atlético Paranaense, que terminó en el tercer lugar en el torneo brasileño de liga de este año, está financiando una tercera parte de los costos de renovación. El resto proviene de los gobiernos del estado y de la ciudad. Se esperaba que la renovación costara aproximadamente 80 millones de dólares, pero ahora está presupuestada en casi 115 millones.
Los organizadores renunciaron recientemente a instalar un techo replegable que estaba en el diseño original. La FIFA solicitó retirar el techo del proyecto de la Copa Mundial debido a que no sería terminado a tiempo y retrasaría la construcción completa.
A inicios de octubre, un juez laboral brasileño detuvo el trabajo en la Arena da Baixada durante casi una semana debido a preocupaciones relacionadas con la seguridad.