AFTEROFFICE
CULTURAS

Obra de Francis Bacon rompe récord en subasta de Christie's

"Retrato de George Dyer hablando" se vendió en más de 70 millones de dólares, en una puja en la que hubo ofertas desde China, Rusia y Medio Oriente.
Bloomberg
14 febrero 2014 12:12 Última actualización 14 febrero 2014 12:16
"Retrato de George Dyer", de Francis Bacon. (Reuters)

"Retrato de George Dyer hablando", de Francis Bacon, fue la estrella de la noche en la subasta realizada en Londres. (Reuters)

La pintura de un amante de Francis Bacon se vendió en 42.2 millones de libras (70.3 millones de dólares) anoche, en la subasta nocturna de Christie's de arte de posguerra y contemporáneo en Londres.

El precio fue un récord para una pintura de un solo panel de Bacon y representó la tercera parte de un total de 124.2 millones de libras, que superó el del año pasado por un 52 por ciento.

La puja fue explosiva por muchos de los 48 lotes ofrecidos, ocho de los cuales no se vendieron.

Diecisiete obras obtuvieron más de un millón de libras y siete artistas batieron récords, incluidos Jenny Saville, Bridget Riley y Gary Hume del Reino Unido.

El evento fue el último y el más importante de cuatro subastas nocturnas de arte de posguerra y contemporáneo que tuvieron lugar en Londres esta semana y generaron un total de 260.9 millones de libras.

Las ofertas llegaron de todo el mundo y los acaudalados compradores nuevos de China, Medio Oriente y Rusia contribuyeron a elevar el precio de estrellas del arte histórico, emergente y de primer nivel.

“El mercado sigue subiendo un escalón en el caso de las mejores piezas”, dijo Philip Hoffman, máximo responsable ejecutivo de Fine Art Fund Group, que administra unos 300 millones de dólares en inversiones de 120 clientes.

“En todo el mundo la gente busca diversificar sus activos, y el arte ha demostrado ser una excelente reserva de valor”, señaló.

La tela de 1.82 metros de alto que pintó Bacon en 1966, titulada “Retrato de George Dyer hablando”, fue consignada por el financista mexicano David Martínez, aseguraron dos personas con conocimiento del tema en enero.

Por lo menos cuatro coleccionistas, incluidos los de Asia y Rusia, compitieron a través del personal de Christie's por la pintura.

El ganador es un cliente estadounidense anónimo de Brett Gorvy, presidente de Christie's y responsable internacional de arte de posguerra y contemporáneo.

La pintura de Bacon representa una figura masculina contorsionada sobre un banco bajo una lamparita de luz desnuda en medio de una habitación de paredes lilas curvas que recuerdan a un estadio.

“Tiene todos los elementos que uno busca en Bacon: violencia, belleza, color, textura, movimiento”, señaló Pilar Ordovas, galerista de Londres que se especializa en arte del siglo XX y contemporáneo.

Christie's había calculado el precio de la pintura en 30 millones de libras y garantizó al vendedor un precio mínimo no revelado que sería financiado a través de terceros.

“Bacon es un producto de primera categoría”, explicó Alan Hobart, marchand privado de Londres que compró un retrato de Muriel Belcher pintado por Bacon en 13.7 millones de euros (18.7 millones de dólares) en una subasta que realizó Sotheby’s en París en 2007.

“Es uno de los grandes maestros del siglo XX y la demanda mundial de su obra es cada vez más grande”, añadió Hobart.

“Hay una búsqueda de calidad”, aseguró por su parte Gorvy. “Éste es un mercado muy sofisticado”.